Menú Portada
El piloto cobrará de Renault 25 millones de euros y otros 20 de sus patrocinadores personales

Fernando Alonso, el deportista español mejor pagado de la historia

Diciembre 11, 2007

Fernando Alonso, el ya de nuevo piloto del equipo Renault de Fórmula 1, se ha reafirmado como el deportista español que más ganas y que más ha ganado de la historia de nuestro deporte. Renault le pagará la friolera de 25 millones de euros por la primera temporada de las dos que ha firmado. La segunda la puede romper unilateralmente el asturiano si los resultados no son satisfactorios o si Ferrari decide hacerse con sus servicios. Las firmas publicitarias le dejarán otros 20 millones de euros.

pq__guru_20050207_034.jpg

Es lo que tiene haber sido dos años consecutivos campeón del mundo, que te puedes permitir el lujo de salir del segundo equipo más potente del mundo y sentarte a esperar que los otros diez equipos se pasen para hacerte su oferta. No fueron los diez, ‘sólo’ se retrataron seis (Renault, Williams, BMW, Red Bull, Toyota y Honda) y entre ellos no estaba el único al que no le hubiera puesto condiciones, Ferrari. Por ese motivo Alonso uso como condición firmar sólo por una temporada, ya que está convencido que a lo largo de la presente temporada el equipo italiano le ofrecerá un asiento para 2009 en el coche rojo. Estaba claro que ninguna escudería aceptaba lo de la temporada en solitario, sobre todo porque el montante económico no iba a poder ser amortizado.
Al final, del abanico, el único que al tiempo que le ofrecía las mejores condiciones económicas podía ponerle en sus manos un volante con opciones era Renault. La escudería francesa, hundida en la miseria esta temporada con Fisichella y Kovalainen, ha dado el paso al frente, ha aceptado lo del año de contrato aunque oficialmente serán dos, si bien el asturiano podrá romper si llega la llamada desde Maranello.
Las opciones deportivas con BMW hubiesen sido mejores esta misma temporada, y con Toyota las hubiesen sido para un plazo de dos años, pero en la mente de Alonso sólo hay la ambición de pilotar un Ferrari. Para ello Raikkonen no debe ganar nuevamente el título en 2008 porque difícilmente en Ferrari permitirían que se diese la situación de McLaren de esta temporada, de dos pilotos pegándose entre sí, y que acabó con el título en manos del gran rival.

Alonso, duro con la Prensa

Alonso hacía unas declaraciones en su propia web anunciando su regreso a Renault. Y en ellas, aunque con suavidad, deja en muy mal lugar a los periodistas españoles, los mismos que han estado el año entero dorándole la píldora y colaborando con su campaña de descrédito de Lewis Hamilton. Porque muchas de las cosas que se han dicho no han sido ciertas y muchas de las maldades atribuidas a Hamilton eran en realidad del español. Sin ir más lejos, y como último ejemplo, valga la última carrera del año en la que nada más salir Alonso provoca la salida de Hamilton de la pista, que acabaría por costarle el título. Y cuando el inglés fue remontando, quedándose al final a dos puestos de ganar el título, en cualquier otra escudería su compañero hubiese bloqueado a los pilotos que le precedían -Rosberg, Kubica y Heidfeld- para que Lewis hubiese podido adelantarles y hacer lograr el título que él ya no podía conseguir.
Pero como les decía, Alonso ha sido duro con la prensa en sus declaraciones: “Soy uno de los privilegiados 22 pilotos que conducen un Fórmula 1 y de los pocos que pueden dejar un coche grande e ir a otro. Las tres primeras semanas estuve de vacaciones y en sólo una hemos tomado la decisión final. Leíamos en los diarios habíamos hablado con todos los equipos, que habíamos ido a las fábricas, que si me iba a tomar un año sabático… ha sido el punto gracioso de esta historia, leer los periódicos cada mañana.Se han inventado demasiado”. De desagradecidos está el infierno lleno, dice un refrán.

Una máquina de hacer dinero

Si Fernando Alonso lo que buscaba era una maquina para ganar el mundial de nuevo, no sabemos si habrá acertado o no. Será cuestión de meses comprobarlo. Este año la Fórmula 1 varía tanto que no siempre van a ganar los mejores coches sino los mejores pilotos. Está claro que un Force India (antiguo Spyker) no va a ganar una carrera, pero sin el control de tracción van a tener que ser los pilotos los que hagan todo el trabajo.Trabajo que sin duda hará bien Alonso, nadie le puede negar que es el mejor en condiciones iguales.
Y en lo que no tiene rival es en hacer dinero. De momento sus patrocinadores privados se van con él a Renault. Lease Plan, Gurú, Mild Seven, PSG, Sandoz y Mutua Madrileña estarán en su mono y puede que también en la carrocería del vehículo. La Mutua ya hay anunciado que seguirá apoyándole aunque es posible que mantenga su patrocinio con McLaren, lo que puede influir en que Pedro De la Rosa ocupe el asiento de Fernando. Banco Santander, que entró en la Fórmula 1 en su campaña de expansión mundial, no puede salir del equipo inglés porque se le puede venir abajo el negocio con su filial escocés Abbey. Si De la Rosa es piloto oficial parará las posibles caídas de aficionados españoles por no marcharse con Alonso.
Ayer mismo las acciones de Renault se disparaban en la Bolsa de París. El efecto Alonso es incalculable. Por ello esos 25 millones de euros que cobrará de la escudería del doble rombo serán una buena inversión de la marca gala, que han convertido al asturiano en el deportista español mejor pagado de todos los tiempos. Sergio García, el golfista, que figura en la lista de Forbes como el segundo español, está en los 13 millones de euros anuales, mientras que el baloncestista Pau Gasol se queda en los 12 millones anuales, seguido del futbolista Raúl González con 11 millones, el técnico del Tottenham Juande Ramos y sus 10 millones, el tenista Rafa Nadal con 8 millones, el también futbolista Carlos Puyol (7 millones), y los baloncestistas Jorge Garbajosa y José Manuel Calderón , ambos con 5 millones de contrato anual.
Casi todos ellos elevan sus ingresos con la publicidad, aunque ninguno como Alonso que ingresa otros 15 millones más por este concepto. La meta de Alonso, una vez en Ferrari, será la de acercarse al golfista Tiger Woods, el deportista mejor pagado del mundo con sus 20 millones de contrato, más los 60 por publicidad. Si hace campeón a Renault, estará más cerca.
Frente a ellos, el jugador del Deportivo de La Coruña Adrián López, titular estas semanas, y que por ser del filial coruñés no tiene contrato profesional y cobra la friolera de ¡800 euros al mes! Como lo leen. En el mismo club donde su presidente, Augusto César Lendoiro cobra un millón de euros de sueldo anual, o sea, 3.000 euros al día.
Sí, para indignarse, como los ocho millones de pensionistas que se las desean con 843 brutos al mes. En un país con 11 millones de ‘mileuristas’ hay que cosas que causan sonrojo. Como dice un amigo mío, hay gente con mucha vergüenza… porque la tiene intacta.