Menú Portada
Supuestamente, el candidato socialista pretende reducir el número de Ayuntamientos para ahorrar dinero

Fernández Vara, ex presidente de Extremadura, desoyó a Rubalcaba y autorizó la creación de un nuevo municipio en Cáceres: Tiétar

Octubre 4, 2011

Para que se constituyera como municipio independiente fue necesaria la cesión de 2.391 hectáreas para poder delimitar sus nuevas lindes

Es la segunda localidad que se ha independizado de Talayuela que consiguió su emancipación en marzo de 1994

Aún queda una tercera, Pueblonuevo de Miramontes, cuyos trámites están muy avanzados


Con el debate sobre la necesidad de reducir el número de municipios y la posible sustitución de las diputaciones provinciales por consejos de alcaldes, organismos sin estructura política que permitirían ahorrar algo más de 1.000 millones de euros a las arcas del Estado, según propuso recientemente el candidato socialista a La Moncloa, Alfredo Pérez Rubalcaba, resulta que desde el pasado 1 de julio existe un nuevo ayuntamiento en la provincia de Cáceres, Tiétar, segregado del municipio de Talayuela en una operación aprobada en última instancia por el ex presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.

Así se desprende de un documento publicado recientemente por el Boletín Oficial del Estado (BOE), que informa que para que Tiétar se constituyera como municipio independiente fue necesaria la cesión de 2.391 hectáreas para poder delimitar sus nuevas lindes. Tiétar es la segunda localidad que se ha independizado de Talayuela, tras Rosalejo, que consiguió su emancipación en marzo de 1994. Pero aún queda una tercera, Pueblonuevo de Miramontes, cuyos trámites están muy avanzados.

Coste desconocido

Esta nueva población no llega a los mil habitantes, pero aún se desconoce el gasto que supone su independencia en términos de nuevas infraestructuras y servicios, algo que se irá conociendo en los próximos meses y que se puede volver en contra de Rubalcaba en su inminente pugna con Mariano Rajoy para gobernar el país en los próximos cuatro años. No obstante, el informe del BOE establece que “dicha segregación redundará en una mejora de la prestación de los servicios públicos locales”, sin especificar a qué servicios se refiere.

Así las cosas, resulta curioso que un Gobierno autonómico socialista diera luz verde a esta segregación, sobre todo después de escuchar al líder socialista y otros gerifaltes de su entorno ahondar en la necesidad de reducir el número de municipios y diputaciones provinciales como medida para ahorrar dinero y optimizar los gastos en estos tiempos de crisis económica.

 

Rubalcaba, a Dios rogando y con el mazo dando

Rubalcaba explicó recientemente que esos 1.000 millones que el Estado se ahorraría suponen el 20% del gasto total de las diputaciones, que se sitúa en torno a los 6.000 millones de euros, y que se conseguiría suprimiendo cargos políticos, asesores, la infraestructura de dichos cargos políticos y una serie de transferencias, sobre todo de educación y servicios sociales, que pasarían a las comunidades autónomas.

El Gobierno italiano de Silvio Berlusconi aprobó recientemente la reducción de 36 provincias con menos de 300.000 habitantes y agrupará más de 1.900 ayuntamientos con menos de 1.000 habitantes. El ajuste administrativo permitirá ahorrar más de 9.000 millones de euros en los próximos dos años, según las previsiones del ejecutivo italiano, que ha tomado esta decisión a instancias del Banco Central Europeo. En Grecia ya se ejecutó una medida similar. A principios de este año existían 1.034 ayuntamientos, pero ahora, tras el reajuste, han quedado reducidos a 355, dos tercios menos. Irlanda también estudia desde hace tiempo un proceso similar.

 

Daniel Leguina