Menú Portada
Fue ex director general de Banesto en Cataluña y ha sido indultado junto a Alfredo Sáenz

Fernández Ordóñez obligó a la prejubilación de Miguel Ángel Calama mientras Elena Salgado cerraba su indulto

Noviembre 30, 2011

El 27 de septiembre se anunció su renuncia como director general de Globalcaja, entidad nacida este año de la fusión de las rurales de Albacete, Ciudad Real y Cuenca

Apenas tres semanas después, el 19 de octubre el Banco de España le concedió la ficha bancaria para poder operar

Tras la condena por el Tribunal Supremo el presidente de Globalcaja, Luis Díaz Zarco, mantuvo en el comité directivo a Calama pero relegándole a la dirección de planificación y estrategia corporativa


El indulto a Alfredo Sáenz, Miguel Ángel Calama y Manuel Jiménez de Parga acordado en el último Consejo de Ministros del ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero ha revolucionado no solo al poder judicial sino a toda la sociedad que salvo excepciones se han mostrado en contra. Y este punto discordante lo ha mostrado la Asociación Española de Banca que ni corta ni perezosa ha considerado el indulto como un acierto “puesto que Sáenz es la persona que más ha contribuido a la estabilidad y progreso del sistema financiero español en los últimos 25 años“. Para la AEB los méritos profesionales son suficientes para solventar cualquier delito.

Pero es que en el mundo de la Banca no está el único indultado también lo es Miguel Ángel Calama, ex director de Banesto en Cataluña que hace 14 años cambió su destino al de director general de Caja Rural de Ciudad Real, puesto que mantuvo a pesar de las sentencias en su contra de prisión e inhabilitación, incluida la de febrero del Tribunal Supremo.

Salgado, MAFO y la ficha de Globalcaja

Pero en este periodo algo cambió, con la alargada sombra de la caída de Caja Castilla-La Mancha, Caja Rural de Ciudad Real lideró la fusión con las cajas rurales de Albacete y Cuenca para formar Globalcaja, entidad financiera con vocación de líder en la región manchega.

El liderazgo de la caja que dirigía Miguel Ángel Calama es claro, de hecho la presidencia de la nueva entidad recae en el presidente de la rural ciudadrealeña Luis Díaz Zarco,  y en la cúpula directiva incluyeron a Calama, pero ya no como director general sino como director de planificación y estrategia corporativa.  El 2 de junio, Zarco declaraba “Defendemos la profesionalidad del señor Calama. Ya quisieran todos tener un personaje así “, menos de cuatro meses después, el Consejo Rector de Caja Rural de Ciudad Real acordó su prejubilación, “agradeciéndole la excelente labor llevada a cabo durante estos casi 14 años que ha estado dirigiendo la entidad” ¿Qué paso por medio?

Desde la creación de Globalcaja el Banco de España no había concedido la ficha bancaria para poder operar de forma global, una tardanza que llamó la atención y en la que se vio la mano de Miguel Ángel Fernández Ordóñez que puso el impedimento a que la nueva caja tuviera como director a Calama, sentenciado, un guiño que no podía hacer con el todopoderoso Alfredo Saenz, aunque en el sector son conocidas advertencias realizadas al Grupo Santander, especialmente por el gran número de fichas bancarias que sigue teniendo activa.

Para solucionarlo entró el Gobierno, y es que mucho antes de que se publicara el indulto, Elena Salgado ya lo había pactado, tan sólo esperaban el momento idóneo tras las elecciones para hacerlo público. Así que en el indulto de los tres implicados del caso Banesto se pactó también la salida de Calama prejubilado lo que finalmente cumplía las expectativas de todas las partes.  De hecho tan sólo tres semanas después el 19 de octubre, el Banco de España por fin le concedió la ficha bancaria para operar.

Despedida por todo lo alto

Eso sí, antes de ello, en mayo, y a pesar de la crisis Caja Rural de Ciudad Real puso punto final a su actividad con una visita a Viena y en la cual invitó a 50 representantes de diferentes empresas, sectores, instituciones y del sector agroalimentario, una reunión en la que no falto una cena de honor con el embajador de España en Viena, Yago Pico de Coaña y de Valicourt, un acto en el que Miguel Ángel Calama, agradeció el trabajo de todas las personas que han hecho “grande a esta entidad y que harán grande a Globalcaja” y afirmó que  “proseguiremos con la misma ilusión y entrega ante los nuevos retos”, algo que ya no hará desde su posición de prejubilado, pero eso sí, indultado por el Gobierno.