Menú Portada
Critica a quienes la retrasan

Fernández Ordóñez insta a “acelerar” la reestructuración financiera

Marzo 24, 2010

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, instó este miércoles a “acelerar” la reestructuración del sistema financiero español, al tiempo que advirtió a la “minoría de cajas que están retrasando estos procesos, bien por sus propias decisiones, bien por la interferencia de los gobiernos de sus comunidades autónomas”, de que “no sólo están creando dificultades a las demás, sino que además se perjudican a ellas mismas”.

pq_923_mafo.jpg

Fernández Ordóñez se pronunció así en Valencia durante su intervención en un almuerzo coloquio organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (ApD) y PriceWaterhouseCoopers, acto en el que señaló que “estas entidades ahora son todavía viables”, pero “en cuanto dejen de serlo, el Parlamento ha dotado al Banco de España de suficientes instrumentos” para que “sean intervenidas y posteriormente liquidadas o vendidas en la forma que prevé el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB)”.

Destacó que esas medidas conllevarían “la apertura de expediente a los consejeros y demás órganos de gobierno de las cajas, y una reducción mucho más traumática del empleo y los servicios financieros en su región que la que se hubiera producido en el caso de haber acometido procesos ordenados de integración”. Además, indicó que esas entidades y sus dirigentes también “serán responsables” del “aumento del coste para el contribuyente español”.

Asimismo, sostuvo que “además de acelerar la reestructuración”, es necesario “aprobar cuanto antes una reforma del sistema financiero que permita a las cajas dotarse de recursos propios de calidad” a fin de evitar futuros problemas similares y permitir que “las mejores cajas puedan capitalizarse suficientemente”.

“La buena marcha de la reestructuración financiera y la reforma de las cajas de ahorros serán fundamentales para la economía española, su tejido empresarial en general y las pymes muy en particular”, sentenció Fernández Ordóñez, quien abogó por acompañar ese proceso de “una imprescindible reforma laboral que detenga la sangría de desempleo y favorezca la contratación”, así como por la pronta adopción de “medidas concretas que permitan cumplir con el ambicioso plan de consolidación fiscal enviado a Bruselas”.