Menú Portada

Fernández Díaz, Interior, viste de gala a la Guardia Civil a domicilio: 50.000 euros para mandar los uniformes a la casa de los empleados

Diciembre 1, 2015

El contrato para los “trabajos de entrega personalizada equipos de uniformidad” se lo ha llevado la empresa Gahn L.G.C.S.A. Los Ministerios de Defensa e Interior se han gastado importantes partidas en vestimenta de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. El ministro del Interior tiene encima de la mesa nueve preguntas del PSOE por escrito para explicar sus viajes

fernandez diaz

La oposición no se da por vencida. La reunión aún no aclarada de Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior, con Rodrigo Rato, el ex vicepresidente del Gobierno más investigado, imputado y perseguido de la historia democrática española -a sazón de la investigación de Bankia y de la amnistía fiscal de 2012-, sigue haciendo mella en la opinión público-política. Tras haber admitido el Ministerio del Interior que esa reunión “entre dos personas que se conocen desde hace años” sí se produjo, el PSOE ha presentado nueve preguntas por escrito para que el ministro explique sus viajes.

Mientras, Fernández Díaz sigue a lo suyo, desviste a un santo para vestir a otro. Y es que ese parece ser su hobby preferido. En el último de los casos, el Ministerio del Interior ha decidido regalar a los soldados de la Guardia Civil nuevos uniformes, pero lo más bizarro del caso es el modus operandi elegido: se los enviará a casa. La Jefatura de Asuntos Económicos de la Guardia Civil ha sido la encargada de enarbolar el proceso para contratar los “trabajos de entrega personalizada equipos de uniformidad”. Para ello desembolsará un total de casi 50.000 euros (46.583,67 euros) que irán destinados a la empresa ganadora del concurso, la madrileña Gahn L.G.C.S.A.

Una empresa que a priori parece demasiado sofisticada para realizar una tarea sencilla y, a todas luces, prescindible: el envío a domicilio de los uniformes de los guardias civiles destinatarios. El propio objeto social de la empresa asemeja que le queda grande al servicio: “empresa consultora especializada en la gestión integral de entidades constituidas para desarrollar proyectos llave en mano para las Administraciones Públicas y otros colectivos”. Para todo ello se ha tejido un proceso en la sombra, un procedimiento negociado sin publicidad que permite que la adjudicadora, en este caso la Guardia Civil, elija a su antojo al candidato al contrato. En este caso, el anuncio de formalización del convenio destaca como motivación principal la negociación de las condiciones del contrato reflejadas en el punto 12 del Cuadro de Características del Pliego de Cláusulas Administrativas Particulares, “por un importe unitario de 45,50 € 17,97€ y 17,97 € y hasta el gasto máximo del expediente”. En total, la Jefatura de Asuntos Económicos de la Guardia Civil ha recibido tres ofertas.

Nuevo contrato de vestimenta

El Ejército español, sobre el que cada año se reducen más las plazas para nuevos soldados, viste de etiqueta. Sino es el Ministerio de Defensa, es el Ministerio del Interior el que equipa a los trabajadores con nuevos trajes y uniformes. Entre otras licitaciones destacan los 1.599.840 euros para las gabardinas del personal del Ejército del Aire en 2014; los 47.183,95 euros para la adquisición de fundas de pistola; o los 75.613,53 euros destinados por el Ministerio del Interior de Jorge Fernández Díaz para la adquisición de gorros de fronteras con destino a funcionarios de las Unidades de Extranjería del Cuerpo Nacional de Policía. Recientemente, en el mes de abril el Ministerio de Defensa de Pedro Morenés adjudicaba el contrato para la “adquisición de Uniformes de Representación Diferentes Unidades” por importe de 602.666 euros.

Y muchos miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado siguen sin disponer de chalecos antibalas.

Doinel Castro