Menú Portada
Para abordar la financiación autonómica y la garantía de los servicios público

Feijóo pide una Conferencia de Presidentes y no un diálogo bilateral a media luz

Noviembre 19, 2013
pq_939_feijoo.jpg

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha pedido hoy que se convoque la Conferencia de Presidentes para abordar la financiación autonómica y la garantía de los servicios públicos, y ha rechazado negociaciones bilaterales “a media luz” o “en reservados” entre el Gobierno y las comunidades.

Feijóo ha hecho este reclamo en Madrid, en un foro organizado por el diario ABC en el que ha defendido que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, está cumpliendo con su deber frente al reto soberanista en Cataluña y ha advertido de que “el problema no es quién tiene la bandera más grande”, sino cumplir la Constitución.

El jefe del Ejecutivo gallego ha instado a alejar la tentación de “aventuras separatistas” que “no conducen a ninguna parte” y ha lamentado la tendencia de los nacionalistas a crear problemas “artificiales” y abrir debates que, en su opinión, estaban ya cerrados y que se desvían del objetivo principal, salir de la crisis.

También ha arremetido contra la “obsesión enfermiza por la identidad” de los nacionalistas que, ha asegurado, no preocupa a la “gran mayoría” de los ciudadanos.

Ha advertido de que para los asuntos de interés general los foros más ágiles y útiles en los que deben hablar el Gobierno y las comunidades para alcanzar consensos deben ser la Conferencia de Presidentes y el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Único canal válido

“Para asuntos de interés general no pueden ni deben existir otros canales, ni a media luz ni en reservados; nadie puede pretender que el bilateralismo sustituya a foros comunes” en los que están todas las comunidades, ha añadido Núñez Feijóo.

Por eso, ha pedido “formalmente” la Conferencia de Presidentes, y ha considerado que si esta reunión se prepara bien puede ofrecer “una década de blindaje en el Estado del bienestar".

En el coloquio posterior, el presidente de la Xunta ha insistido en que la “política de reservados no es posible” y además “da mucho miedo”, y por eso quiere el cónclave de presidentes, y ante las pretensiones de Cataluña de reformar la Constitución ha lanzado un aviso al PSOE.

“Si el PSOE quiere, esta discusión se desinflará con la misma intensidad con la que se ha inflado”, ha dicho el presidente gallego, quien espera que “se confirme” el compromiso del PSC de desmarcarse de los partidos que quieren la consulta.

Defensa de su modelo de política económica

Núñez Feijóo ha abierto su intervención con una férrea defensa de su política económica, y ha asegurado que en Galicia son “más autónomos que algunos que quieren convertir su comunidad autónoma en nación” gracias a que la región se puede financiar sin ayudas.

Ha explicado además que no ha acudido nunca al Fondo de Liquidez Autonómica porque Galicia se financia “con normalidad” en los mercados, y además de forma más barata.

Por otra parte, el jefe del Ejecutivo gallego ha defendido a Mariano Rajoy como el presidente que necesitan los españoles, y frente a críticas como las del expresidente José María Aznar ha señalado que “lo importante no es cómo uno se expresa sino cómo gobierna”. “Y al Gobierno de Rajoy le veo contundente”, ha dicho.

Una vez más, Alberto Núñez Feijóo ha desechado su salto a la política nacional, y se ha mostrado convencido de que para Rajoy “Galicia es tan importante o más que un ministerio” que él pudiera ocupar.

Además, ha dejado entrever cierto malestar cuando se le ha preguntado por la posibilidad de que sea él, en unos años, el aspirante del PP a la Moncloa.

Tras recordar que Manuel Fraga gobernó en su región durante dieciséis años y él “solo” lleva cuatro, Núñez Feijóo ha advertido de que no caería en el “error” de especular sobre su marcha a Madrid, porque conoce a Rajoy, es su amigo, está en política por él y fue él quien le pidió concurrir a la Presidencia de la Xunta. “¿Cómo no me va a molestar esa pregunta?”, ha añadido.