Menú Portada
Rotación de activos

FCC vende la Torre Picasso a Amancio Ortega por 400 millones

Diciembre 29, 2011
pq_926_amancio-ortega.jpg

Amancio Ortega ha comprado la Torre Picasso, uno de los edificios más emblemáticos de Madrid, a FCC por un importe de 400 millones de euros, según informó el grupo de construcción y servicios. Esta operación y la venta de sus sedes de Madrid y Barcelona ha proporcionado a la compañía constructora una plusvalía bruta de 180 millones de euros.

El fundador de Inditex ha realizado a través de su inmobiliaria Pontegadea la adquisición de este activo al grupo controlado por Esther Koplowitz. Torre Picasso es uno de los edificios más representativos de la capital. Ubicado en el Paseo de la Castellana, en pleno eje de negocios de Madrid, cuenta con una superficie total construida de unos 121.000 metros cuadrados y una altura de 157 metros sobre rasante (45 plantas), de las que 42 son de oficinas en alquiler.

La torre, inaugurada en diciembre de 1988, siempre ha mantenido un nivel cercano a la plena ocupación. En 2010 generó ingresos de 26 millones de euros y un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 22 millones. FCC ha contado para esta operación con el asesoramiento exterior de BBVA y de la consultora inmobiliaria Aguirre Newman.

Con esta transacción, Pontegadea, la inmobiliaria de Amancio Ortega, amplía su cartera de edificios, entre los que figuran algunos de los históricos del Santander e inmuebles de oficinas de Madrid. En el caso de FCC, la operación se enmarca en su estrategia de rotar activos maduros y no estratégicos para reducir su endeudamiento financiero, fortalecer su estructura financiera y obtener recursos para las actividades de su ´core business´ (servicios medioambientales, infraestructuras y energía).

En este sentido, FCC informó de que, en una operación paralela, también ha vendido por un monto de 60 millones de euros sus sedes corporativas de Madrid y Barcelona, ubicadas en la calle Federico Salmón de la capital y en la calle Balmes de la Ciudad Condal, respectivamente.

En este caso, el comprador es también de origen gallego. Se trata de Luis Fernández Somoza, empresario dueño de Transportes Azkar, según informaron a Europa Press en fuentes del sector inmobiliario. FCC ha obtenido una plusvalía bruta de 180 millones de euros con estas dos operaciones, según indicó el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

FCC se muda a Las Tablas

FCC enmarca también ambas operaciones en un plan de reordenación de sus activos inmobiliarios que aborda ante su próximo traslado a la nueva sede social que se construye en Las Tablas (Madrid).

La compañía de construcción y servicios prevé inaugurar el próximo mes de noviembre esta nueva sede, que ocupará en régimen de alquiler. Se trata de un edificio de 14.000 metros cuadrados de superficie, repartidos en nueve plantas, además de dos plantas sótano para aparcamiento, que albergará a unos 1.450 trabajadores.

La venta de Torre Picasso sucede a las cerradas por el grupo en los últimos meses, entre ellas las de sus negocios de ITV y aparcamientos. En la actualidad, el grupo trabaja en la venta de hasta un 50% del capital social de su filial FCC Energía a un socio industrial que contribuya al desarrollo de su nueva actividad de renovables sin elevar su endeudamiento.

Todo ello se enmarca en el objetivo último de la compañía que preside Baldomero Falcones de recortar su deuda, que a cierre del pasado mes de septiembre se situaba en 7.786 millones de euros, importe un 10,6% inferior al de un año antes, y muy próximo a los objetivos del grupo para el cierre de año.