Menú Portada
Sociedad beneficiada por el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música

Farruquito dejó créditos sin pagar en su sociedad Tirajais S.L.

Diciembre 21, 2011
pq_923_farru.jpg

En poco más de tres semanas se cumplirán dos años desde que Farruquito salió de prisión. El 12 de enero de 2010 concluyó la condena de prisión, aunque mucho antes se acogió a beneficios penitenciarios como acudir a prisión únicamente a dormir desde marzo de 2008 o disfrutar de libertad condicional desde enero de 2009, pudiendo retirársele la pulsera de vigilancia telemática que estaba obligado a llevar. En total, Farruquito pasó 14 meses en prisión de su pena total de tres años en el cual también se le condenó a pagar 102.500 euros de indemnización para la viuda del peatón Benjamín Olalla y de 16.550 euros para los padres del fallecido por unos hechos producidos en 2003, año precisamente en el que en pleno auge de su carrera creo la sociedad Tirajais, S.L.

Irregularidades desde el inicio

Tirajais, que en legua gitana significa gitano, fue creada con el objeto social de la promoción, celebración, producción y puesta en escena de espectáculos de cante, baile y música flamenca y musicales en general, en esos años el caché de Farruquito era más que importante y tener una sociedad es lo más rentable para pagar menos impuestos.

Por ejemplo, en marzo de 2004, ya posteriormente al atropello mortal de Benjamín Olalla, una localidad mediana como Valdepeñas pagó por una actuación de un día de su espectáculo “Alma Vieja” 11.435 euros. Aun en ese año los cobros generados por el bailaor eran importantes, no sólo por las galas, incluso por subvenciones como la de 12.000 euros que cobró del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, por la que se concedían ayudas para actividades musicales, l