Menú Portada
Embrujo Flamenco Farrucos también puede dedicarse a la organización de todo tipo de espectáculos

Farruquito constituye una nueva sociedad para la explotación de negocios relacionados con la hostelería y la restauración

Diciembre 25, 2011
pq_923_Juan_Manuel_Fernandez_Montoya_Farruquito.jpg

“Me siento un privilegiado” estas palabras son del “bailaor” sevillano José Manuel Fernández Montoya tras su paso por el Festival de La Unión en Murcia. Y tanto, el bailaor, fue condenado por el juzgado de lo penal número 8 de Sevilla por el atropello mortal sucedido en dicha ciudad el 30 de septiembre de 2003. El 16 de enero de 2007, ingresó en el centro penitenciario de Sevilla II, a dos años de cárcel por homicidio imprudente en concurso con un delito contra la seguridad en el tráfico, y a un año más por omisión del deber de socorro, pero ya en marzo de 2008 sólo acudía a prisión para dormir, disfrutaba desde enero de 2009 de prisión condicional y en enero de 2010 concluir su condena a prisión.

Mientras en este 2011, ha recibido una condena a favor una condena del Tribunal Supremo por la que Telecinco pagará 170.000 euros por comentarios hirientes por el bautizo de su hijo (entre ellos la más importante el propio bailaor como responsable de la patria potestad de su hijo) o se atrevía a aparecer en un programa en Cuatro entrevistándole bromeando al volante de un coche, todo muy lícito desde luego, pero bastante degradante al menos eso le pareció a víctimas de accidentes.

Pero como síntoma de que la vida sigue, poco más de un mes después de la sentencia y del polémico programa de “Conexión Samanta” el bailaor volvía a retomar la faceta empresarial, y eso que su sociedad Tirajais SL había dejado créditos sin pagar después de recibir subvenciones del Instituto Nacional de las Artes Escénicas como ya informó extraconfidencial.com.

Hostelería y mucho más  

Su nueva aventura se llama Embrujo Flamenco Farruco SL, y aunque aun no conocemos sus cuentas al constituirse en este año, si conocemos su capital inicial, el mínimo de 3.000 euros y sus objetos sociales que son múltiples: La explotación de negocios relacionados con la hostelería y la restauración incluidos bares, cafeterías, restaurantes y discotecas, así como cuantas actividades estén directamente relacionadas con todo ello y la organización de todo tipo de espectáculos, excepto los de carácter taurino.

Domiciliada en Sevilla, además del bailaor, en mayo se inscribió como Administrador a su hermano Antonio Fernández Montoya. No sabemos si su gestión ayudará a cumplir mejor con sus obligaciones mercantiles.