Menú Portada
No ha depositado sus cuentas de los años 2010 y 2011

Fangoria SL, la empresa de “Alaska”, multiplicó su facturación por cinco hasta los 1,7 millones de euros

Septiembre 11, 2012
pq_925_ALASKA-Y-MARIO.jpg

Olvido Gara, más conocida como “Alaska”, y su marido Mario Vaquerizo son sin duda una de las parejas “de moda”, o al menos, están entre los más mediáticos. Ella, continúa acompañado a Federico Jiménez Losantos en su programa de la cadena Es Radio (ya lo hacía en la cadena Cope), él, que precisamente fue despedido de la cadena de la Conferencia Episcopal tras una polémica exposición fotográfica en la que posaba junto a su mujer como “La Piedad”, este año hará doblete en El Hormiguero de Antena 3 Televisión y en el programa de Ana Rosa Quintana de Telecinco. Y ambos, parece casi seguro que participarán juntos en la tercera temporada del reality show “Alaska y Mario” que produce la MTV.

Mientras tanto, también son asiduos a fiestas y eventos, aunque algunos con polémica como en la fiesta Gay PrideDeluxe en Marbella, en la que la oficina de Mario Vaquerizo pidió 18.000 euros para pinchar en la fiesta en la que iría acompañado de Alaska.

Una empresa en alza

Todo ello se ha hecho notar en su patrimonio personal y empresarial, y una clara muestra de ello está en la sociedad Fangoria SL, de la que Olvido Gara es administradora junto a Ignacio Canut Guillen. Creada en 1997 con el objeto social de la creación, composición, elaboración, representación, distribución, edición, reproducción, comercialización, promoción y divulgación de producciones artísticas y musicales, con un capital inicial de 3.005 euros, en diez años, sus activos han alcanzado los 297.263 euros. Todo ello, especialmente gracias a su facturación, que ese año alcanzó los 1.598.329 euros con un resultado positivo de 61.137 euros.

Eso si, desde que depósito las cuentas anuales del ejercicio 2009, según el Boletín Oficial del Registro Mercantil no ha vuelto a presentar cuentas, ni del año 2010 ni del 2011, desconociendo la evolución de su empresa en estos ejercicios en los que su fama ha repuntado. No obstante, su patrimonio empresarial, no deja de ser una parte de todas sus ganancias.