Menú Portada

Fallece Robert de Balkany, el hombre que se casó con el amor de don Juan Carlos

Septiembre 24, 2015
ROBERT-DE-BALKANY

Con retraso se dio a conocer la noticia del fallecimiento el pasado sábado en Suiza a los 84 años de Robert Zellinger de Balkany, el multimillonario de origen rumano que en 1969 llenó las páginas de la prensa del corazón internacional al contraer matrimonio en su bello castillo de Balsan, en la Costa Azul francesa, con la misma princesa María Gabriella de Saboya que diez años atrás había sido el gran amor del entonces príncipe don Juan Carlos. Hombre hecho a sí mismo y nacido en el corazón de Transilvania en 1931, Balkany ya era por entonces el propietario de una gran fortuna y estaba divorciado de la hija de un embajador de Francia, país en el que se había asentado y en el que puso los cimientos de su fortuna.

Pero fue su matrimonio con la princesa italiana el que le catapultó al gran mundo aristocrático, a pesar de lo controvertido de aquella boda que llenó de disgusto al padre de la novia, el exiliado rey Umberto II de Italia, que finalmente asistió a la ceremonia en la que también estuvieron presentes los príncipes de Mónaco, los reyes de Bulgaria, los marqueses de Villaverde, con su hija Carmen Martínez-Bordiú, y numerosos aristócratas españoles siendo la infanta doña Pilar la única representante de la casa real española. Pero tan fastuosa boda terminó en divorcio en 1990, si bien Balkany continuó formando parte de la gran jet-set internacional y acrecentando su cuantiosa fortuna gracias a su ingenio al importar desde los Estados Unidos a Europa el concepto de gran centro comercial, el Shopping Center, que desarrolló con gran éxito en Francia, donde adquirió como residencia personal el castillo de Sainte-Mesme cerca de Rambouillet, y luego extendió a Italia, Turquía, Rumanía y otros países.

Don Juan Carlos y Maria Gabriella de Saboya
Don Juan Carlos y Maria Gabriella de Saboya

Una gran amistad con el rey emérito e implicado en Operación Púnica

Su amistad personal con don Juan Carlos y con la familia real española siempre fue importante, pues el rey siempre mantuvo una excelente relación con su novia de juventud, y de ahí que sus intereses llegasen también a nuestro país donde creó y fue presidente de las pujantes empresas Sociedad General Inmobiliaria de España (Lsgie), y Shopping Center Company (SCC), a través de las que desarrolló grandes emprendimientos como el Centro Comercial La Vaguada (Madrid), que encargó a su amigo el prestigioso arquitecto canario César Manrique, Plaza Norte, Gran Plaza, o el aún no completado Plaza Río 2 que se inaugurará en 2017.

No obstante su nombre también se vio mezclado con tramas corruptas cuando se vio envuelto en la Operación Púnica al saberse que la empresa DICO, parte de la trama empresarial, hizo presiones sobre el Ayuntamiento de Majadahonda para que se votase a su favor una modificación de un plan parcial urbanístico para conseguir una parcela a la medida de la empresa, que ésta ya tenía vendida a Balkany para el desarrollo de uno de sus macro Centros Comerciales, una superficie de alimentación de 6.000 metros cuadrados, que comenzó a construirse en 2009 y fue finalmente inaugurado por Esperanza Aguirre en 2012 en presencia del magnate. Por otra parte, su gran amistad con Jaime de Marichalar, a quien decidió apoyar en sus horas bajas, le llevó a nombrarle en 2004 consejero delegado de Lsgie haciendo de él su hombre de confianza en España.

Balkany, Carmen Martínez-Bordiú y Jaime de Marichalar

En el plano social internacional la presencia de Balkany no ha sido menor. Uno de los integrantes de la gran sociedad parisina, fue en su yate donde Carmen Martínez-Bordiú, por entonces todavía casada con Alfonso de Borbón y Dampierre, comenzó su romance con el que luego sería su segundo esposo el rico anticuario francés Jean Marie Rossi. De su matrimonio con María Gabriela de Saboya tuvo una única hija, Elisabeth, y en 2014 casó a su nieta Isabelle Strom, amiga de Athina Onassis y de Carlota Casiraghi, con el hijo de una de las famosas “trillizas de oro” de Julio Iglesias.

Su inesperado fallecimiento provocó que su ex esposa, María Gabriella de Saboya, no asistiese finalmente ese mismo día a la reunión de príncipes organizada por el príncipe Charles-Henri de Lobkowicz en el castillo de Bostz por el 1.100 aniversario de la casa de Borbón. Su funeral tendrá lugar este próximo sábado en la Iglesia de Saint-Paul en Cologny, (Ginebra), siendo más que posible que Jaime de Marichalar se desplace hasta allí para dar su último adiós al magnate en compañía de numerosos príncipes europeos y de miembros de la gran sociedad internacional sin que podamos descartar la siempre imprevisible presencia de don Juan Carlos que no suele gustar de estos actos.

Ricardo Mateos