Menú Portada
En 2011 la región era la segunda Comunidad Autónoma con el déficit per cápita más alto de España

Extremadura tira la casa por la ventana: mientras baja impuestos y abre comedores, destina más de medio millón de euros para retransmisiones deportivas

Julio 8, 2013
pq_937_jose_antonio_monago.jpg

El pasado 11 de junio el presidente de Extremadura, José Antonio Monago, anunciaba en el parlamento extremeño una buena nueva para todos sus conciudadanos; a la par que inusual en los tiempos de hoy día. El barón popular informaba en el debate sobre el estado de la región acerca de una bajada de impuestos que beneficiará “al 90% de los extremeños”. Así pues, en concreción, el Gobierno de Monago reducirá el tramo del IRPF a quienes tengan rentas por debajo de los 24.000 euros, llegando a devolver “casi 10 millones de euros”. Hace escasos días saltaba la noticia de que Extremadura abriría 18 comedores escolares este verano para “garantizar la correcta nutrición” de 2.500 niños de familias sin recursos. Una excelente propuesta pero que también infla el gasto autonómico.  

Televisión autonómica

No se debe olvidar el panorama actual de imperante crisis o datos como el que dice que en 2011 Extremadura era la segunda Comunidad Autónoma con el déficit más alto de España. Este ímpetu reivindicativo del presidente Monago, puede salirle caro a Extremadura, sobre todo si en otros ámbitos autonómicos se ejerce una doble moral que contrasta con estas medidas de apoyo a la clase media y media-baja. Poco después de la toma de estas decisiones, el pasado 26 de junio, el Boletín Oficial del Estado hacía público el anuncio del Órgano de Contratación de la Sociedad Pública de Radiodifusión y Televisión Extremeña, S.A.U., por el que se hacía pública la “formalización del contrato de Asistencia Técnica para las Retransmisiones Polideportivas de Canal Extremadura”. En total, un contrato de 546.000 euros adjudicados a la contratista Videoreport S.A. Más de medio millón de euros mientras Extremadura sigue sacando licencias y derechos para sus gentes de donde no los hay.

Sin embargo estas licitaciones millonarias no son novedad en el entorno de Canal Extremadura. Hace poco más de un año, Periodista Digital aseguraba en un artículo que “con un paro por las nubes, el gobierno socialista de Extremadura que lideró Guillermo Fernández Vara se permitió pagar sueldos de lujo en una televisión en la que se presumía de austeridad y contención del gasto”. En 2009 el deporte volvía a enmascararse como el oscuro objeto de deseo para los gestores de Canal Extremadura que llegaron a pagar más de 4 millones de euros para la retransmisión de los partidos de fútbol de la Champions League. Extraconfidencial.com lo adelantaba en el pasado mes de febrero, la televisión autonómica extremeña había “aumentado el presupuesto público para compensar el descenso de las ventas”. Un modelo insostenible como acaba de hacer público los últimos datos de la consultora Kantrar Media. El grupo de televisiones autonómicas públicas (FORTA) ha perdido tres décimas de audiencia en junio respecto al mes anterior hasta un 8,6%, valor que supone su mínimo mensual y que pone de manifiesto un descenso de un 2,8% de audiencia desde finales de 2010.

A pesar de ello, Monago no recula. No contento con sus medidas aprobadas, recordaba en la cámara extremeña cómo desde su Gobierno siempre se ha actuado al margen de La Moncloa, propugnando medidas díscolas y populares: “solicitamos al Gobierno central subir los impuestos de los ricos, mantuvimos el impuesto de Patrimonio, pagamos la paga extra a nuestros funcionarios, exigimos la subida del impuesto bancario nacional, nos manifestamos contra la subida del IVA cultural”. Esta es la política de doble filo emprendida por el barón del PP, que el presidente deberá tener cuidado por dónde la asga para procurar no cortarse.    

Jesús Prieto