Menú Portada

Exprimiendo la felicidad de Pau y Rafa

Septiembre 22, 2015

No es la primera vez que la España del baloncesto se sube a lo más alto, incluso ha estado más arriba e incluso diríamos que afortunadamente en los últimos años es un hábito verlos en el cielo, pero si parece que hay algo distinto en este triunfo del equipo de Pau Gasol. Tal vez tenga que ver con los tiempos que corren, de la necesidad de una parte del país de sentirse unidos y también por el evidente esfuerzo de un equipo mermado por la ausencia de unos cuantos que nos hacían casi invencibles.

gasol nadal

Pocas veces aparece una estrella tan nítida en el firmamento. No hay ninguna duda de que Pau Gasol es el referente, el jugador al que mirar, la figura que no te defrauda. El esfuerzo visto en él ha emocionado a la afición, necesitada quizá de ver gente comprometida sin la necesidad ya de demostrar nada. Y para que brille alguien por encima del resto necesita que los de al lado asuman su rol y pongan sus habilidades al servicio del equipo. Eso ha pasado.

Reconocimiento a Scariolo

No es fácil que gente como Sergio Rodríguez, Llull, Rudy, Felipe Reyes, gente que lo ha ganado todo reconozcan que sin él nada es posible. Sin olvidar que al frente está un entrenador ganador, Scariolo, tres medallas de oro europeas y una plata olímpica frente a Estados Unidos, que es como decir que ganas todo lo ganable. Si hubiera perdido el responsable hubiera sido él, en la victoria es uno más. Merece reconocimiento, el de un seleccionador de gran éxito.

Pau Gasol camina estos días con una sonrisa de oreja a oreja, con plenitud dice, disputándose ser el mejor deportista español de todos los tiempos junto a su amigo Nadal. La pareja compone la mejor foto del deporte español, embajadores de eso que llamamos marca España. La presencia de Rafa en Lille habla de la amistad que tienen y la admiración que se profesan. El tenista devolvió así la visita a Gasol, la que le llevó a las pistas de Roland Garros. Los dos seguramente están más cerca del cierre de sus carreras que del inicio y verlos juntos suman hasta el infinito los días felices que nos han hecho pasar. Exprimamos esos momentos.