Menú Portada
Entre sus méritos, su amistad con el dueño de la productora del programa Sálvame

Expertos en política critican la escasa formación de la catalana Verónica Fumanal, la nueva “guru” del líder del PSOE Pedro Sánchez

Octubre 9, 2014

Trabajó estrechamente con el jefe de filas de los socialistas barceloneses, Jaume Collboni. De aquí viene su relación indirecta con el programa presentado por Jorge Javier Vázquez y la presencia de Sánchez en este espacio, ya que Collboni es el marido de Óscar Cornejo, director de la productora La Fábrica de la Tele.


La actual asesora del líder del PSOE Pedro Sánchez, Verónica Fumanal, está recibiendo en los últimos días múltiples críticas de expertos en comunicación política de la universidad española por su labor como nueva “guru” del PSOE. Muchos de ellos se han puesto en contacto con Extraconfidencial.com para criticar sus nuevos métodos de captación de simpatizantes. Para estos expertos, Fumanal está desarrollando la nueva comunicación con los medios y la puesta en escena del político socialista inspirándose principalmente en las estrategias que han proporcionado resultados positivos a líderes norteamericanos como Obama y en su día a John F. Kennedy. Según estos expertos, no hay más que ver el vídeo de “Quién es ese Pedro Sánchez” para darse cuenta de que su nueva estrategia comunicativa es “un copia y pega de los anuncios biográficos que protagonizó Obama en 2008”

Para estos expertos, una de las prácticas más habituales en el estudio de la comunicación política consiste en analizar las estrategias que llevaron a determinado político a hacerse con el poder o mantenerse en él. La catalana Verónica Fumanal ha copiado los métodos de las elecciones norteamericanas de 1952 en las que se enfrentaron Eisenhower y Stevenson donde quedó claro que los principios del marketing comercial se pueden aplicar con éxito a la política.

Todo aquello que suponga éxito en términos de creación de marca, posicionamiento del líder en las mentes del electorado frente a sus adversarios, fidelización del voto, etc… se estudia con sumo interés. Es lógico que los asesores conozcan al dedillo cómo las agencias de publicidad aplicaron la técnica Unique Selling Proposal para convencer a los electores de que debían votar a Eisenhower, cómo se desarrolla la primera campaña electoral verdaderamente moderna de nuestro tiempo, la de Kennedy, o por qué Ronald Reagan consiguió que gran parte del electorado estadounidense lo viera como a un padre. Sin embargo, pese a que reconozco que la forma de hacer política se ha “americanizado” en gran parte del mundo y que esto supone que los principios del márketing y la exposición del político a los medios de comunicación son la base de la campaña, considero que no tiene sentido aplicar las estrategias que han funcionado en otro tiempo o en otro lugar sin más. Incluso si el político que estamos analizando llegó a convertirse en un mito, ¿podemos aplicar las estrategias que éste y su equipo de comunicación siguieron dando por hecho que nosotros también tendremos éxito? Yo creo que no porque una cosa es que vivamos en la era de la videopolítica y la teledemocracia y otra muy distinta es aplicar las estrategias que funcionaron en un país en determinada época a otro país y otra época”, afirma Paula Requeijo profesora de la Universidad Camilo José Cela y experta en comunicación política

Objetivo: Humanizar a Sánchez en programas como Sálvame o El Hormiguero

Según los expertos consultados, lo que intenta Verónica Fumanal es “humanizar” al coste que sea a Pedro Sánchez, lograr que los ciudadanos empaticen con él. Intenta mostrarlo como un líder cercano, que tiene las mismas preocupaciones que cualquier ciudadano de la calle. Para ello, la nueva “guru” del PSOE ha concertado intervenciones en programas como Sálvame o El Hormiguero, en las que deja caer que Sánchez ha estado medio año en el paro o que adora a sus hijas. Dos puntos básicos de su storytelling o historia de vida con los que trata de despertar las emociones y simpatía del público. Los elementos que componen su “historia de vida” son cinco o seis, sencillos, sin grandes abstracciones o florituras, como debe ser la información que se dirige a las masas, y se repiten de forma constante. No hay más que ver las apariciones de Sánchez en Viajando con Chester o El Hormiguero para comprobarlo.

Este tipo de estrategias no son nuevas y Estados Unidos marca la pauta a seguir. Según los expertos, Fumanal ha copiado las pautas americanas para lanzar a Pedro Sánchez en Sálvame, un programa que se emite en horario de protección reforzada incumpliendo sistemáticamente los códigos de autorregulación. Esto es una copia total de lo que hizo en su día la candidata a la vicepresidencia republicana, Sarah Palin, que llegó a tener su propio reality show, del que fue responsable el mismísimo creador de Supervivientes.

Para los expertos consultados, Fumanal y Sánchez no han calculado mal sus intereses de cara la masa. Hace ya décadas que dejamos de ser ciudadanos para pasar a ser consumidores. Por tanto, afirman que “¿no es más útil desde el punto de vista político aprovecharse de la exposición mediática que proporciona un programa considerado telebasura como Sálvame, que siguieron 1.840.000 espectadores ese día, que denunciar las numerosas vulneraciones al código de autorregulación que acumula e intentar que deje de emitirse en ese horario? Desde luego que sí porque, ¿qué le importa al consumidor el horario de protección reforzada?”

La estrategia de Fumanal y Sánchez, por lo tanto, parece según los expertos dirigida a la captación al coste que sea. Sin embargo, pese a que la política aquí también se ha americanizado, los expertos dudan de que estamos preparados para acoger lo que en Estados Unidos ya es una realidad, como si de un copia y pega se tratara: la vida privada del candidato y su rol estilístico, en general, pesan más que el político. De ahí que Fumanal quiera, sobre todo, que el ciudadano sepa como es Pedro Sánchez, como se comporta con sus hijas, sus aficiones, si tiene o no sentido del humor, etc. Todo tipo de curiosidades que para los expertos pesan más que sus planes y programas.

Al fin y al cabo, ¿quién se lee el programa de un partido político? Cierto es que en la era de las redes sociales todos hacemos automárketing y la línea entre lo público y lo privado se ha desdibujado pero creo que en España, hasta ahora, el rol político pesaba más que el estilístico. ¿Entrará en combustión y se desintegrará Pedro Sánchez tras exponerse de esta manera en determinados programas o implantará con fuerza la elección del candidato que se basa exclusivamente en sus dotes como comunicador y su vida privada? ¿Estamos entrando en una nueva fase de americanización de la Comunicación Política en España?”, afirma Paula Requeijo.

Pero quién es Verónica Fumanal, la nueva “gurú” de Pedro Sánchez

La catalana Verónica Fumanal, la nueva “gurú” del PSOE, es la dueña y directora de la empresa Politikom, una agencia de comunicación política situada en Barcelona y creada hace cinco años. Su curriculum indica que estudió en la Universidad Autónoma de Barcelona, donde se licenció en el año 2004 en la disciplina de “Ciencias Políticas y de la Administración, Opinión Publica y comportamiento electoral” y que gracias a ello es “una experta en marketing y publicidad”.

Es a su vez profesora en el Instituto de Ciencias Políticas y Sociales y en el master en comunicación política e institucional de l´IDEC en la Universidad Pompeu Fabra.   Ha colaborado en distintos medios de comunicación catalanes como El Periódico, Barcelona TV, CBadalona TV, Catalunya Radio, TV3 y 8TV. Según su perfil sus intereses son la “lectura, cine, teatro, fitness, nuevas tecnologías, comunicación y marketing, política, teoría política…”. Pertenece al Colegio de Politólogos de Cataluña y al Colegio de publicitarios y relaciones públicas de Cataluña ACOP. En el año 2011 recibió el VI Premio CMN a la Excelencia Empresarial y Profesional de Mujeres de Negocios, otorgado por el Círculo de Mujeres de Negocios.

Además, Verónica Fumanal fue la persona que coordinó hace meses la campaña de Pedro Sánchez en Cataluña en su pugna por el poder dentro del PSOE contra Eduardo Madina. Para ello, Fumanal trabajó estrechamente con el jefe de filas de los socialistas barceloneses, Jaume Collboni. De aquí viene su relación indirecta con el programa Sálvame y la presencia de Sánchez en este espacio, ya que Collboni es el marido de Óscar Cornejo, director de la productora La Fábrica de la Tele y creador del exitoso programa que se emite en Telecinco.

Sabemos que la forma en que Kennedy manejó los medios de comunicación fue fundamental para su éxito político. Sabemos también que hoy se pide al político que sea parte de una élite y que, al mismo tiempo, sea un ciudadano más. Debe ser un estadista, que sepa estar a la altura de las expectativas que su cargo de gestor de lo público le exige pero también debe ser un ciudadano de a pie que entienda las preocupaciones de cualquier ciudadano medio no porque las escucha y entiende, sino porque él mismo las experimenta. Es un difícil equilibrio entre el rol estilístico y el rol político donde figuras cómo Obama han demostrado saber mantenerse. Pero, para los expertos consultados, Pedró Sánchez es muy diferente, y su nueva gurú más aún.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

@jlgaliacho