Menú Portada
El acto se celebró en la Finca El Botánico, propiedad de la familia Orleans-Borbón, descendientes de la biografiada

Éxito en la presentación del nuevo libro de nuestro colaborador Ricardo Mateos, “Eulalia de Borbón, l´enfant terrible”

Septiembre 16, 2014

Hecha a sí misma, destacó por encima de todas las princesas de su tiempo, rompió moldes y expresó opiniones propias sobre cuestiones candentes como el divorcio o la liberación de la mujer

pq_929_cubierta-libro-ricardo.jpg

Con gran éxito se presentó en la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda el nuevo libro de nuestro compañero Ricardo Mateos titulado “Eulalia de Borbón, l’enfant terrible”. El acto tuvo lugar el pasado 19 de gosto en presencia de 300 personas en la Finca El Botánico, propiedad de la familia Orleans-Borbón, descendientes de la biografiada, en presencia de doña Beatriz y doña Gerarda de Orleans-Borbón, el príncipe Gregory de Borbón-Dos Sicilias y su esposa (llegados de Australia y de viaje por tierras andaluzas), la princesa Luisa de Orleans-Braganza, el conde José Miguel Zamoyski, y numerosas personalidades de la aristocracia jerezana y sevillana.

En su alocución el autor destacó la culta personalidad de la infanta doña Eulalia que, hecha a si misma, destacó por encima de todas las princesas de su tiempo (su prima y correligionaria, la princesa Luisa de Bélgica, terminó confinada en un psiquiátrico por disentir con el orden establecido), rompió moldes, expresó opiniones propias sobre cuestiones candentes como el divorcio o la liberación de la mujer, y vaticinó la importancia futura de una prensa sin libertad vendida a los intereses del gran poder.

Amistades en todos los ámbitos sociales

Así mismo, Ricardo Mateos destacó la relación de la infanta con todos los grandes de su tiempo tanto en las brillantes cortes europeas (fue íntima amiga del káiser Guillermo II de Alemania y del rey Eduardo VII de Inglaterra), como en los ámbitos de la vida política (fue partidaria de la dictadura de Miguel Primo de Rivera), la filosofía (Henri Bergson), la medicina (Axel Munthe y Samuel Pozzi), el deporte (el olimpista conde Brunetta d’Usseaux), la literatura (Anatole France y Grabrielle d’Annunzio), la pintura (Giovanni Boldini), y el conocimiento esotérico (la vidente Madame de Thebes) y el famoso quiromántico Cheiro.

Una vida llena de acontecimientos, vivencias, y pequeñas intrigas, que alcanzó casi los 100 años y que enlaza los viejos tiempos de la decimonónica España de Fernando VII con los denodados esfuerzos de don Juan de Borbón por conseguir llevar la monarquía de vuelta a España.