Menú Portada
Declaraciones de la directora general del Tesoro y Política Financiera

Existen ya ocho procesos bastante avanzados de fusión de bancos y cajas

Marzo 11, 2010

Soledad Núñez, ha anunciado que existen un total de ocho procesos de integración entre entidades financieras “bastante avanzados”, aunque no todos amparados por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria.

pq_923_soledad_nunez.jpg

Así lo dijo durante la clausura de la jornada “El futuro del sistema financiero español”, organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y Deloitte, en la que aseguro que aunque el FROB no ha aprobado proyectos concretos “hay varios en cartera que son objeto de estudio para su aprobación definitiva”.

No obstante, aclaró que de los ocho procesos de integración que actualmente están más avanzados, algunos tendrán apoyo del FROB, otros del Fondo de Garantía de Depósitos, y otros se producirán “sin apoyo público”.

Durante su intervención, la directora general del Tesoro pidió a los bancos y cajas de ahorro “seguir trabajando” para facilitar el crédito a familias y empresas, ya que todavía no se ha recuperado lo suficiente y “afecta de manera desigual al tejido empresarial”.

En este sentido, consideró que la crisis económica y su impacto tiene su reflejo en un “necesario” ajuste del sector financiero que “exige adecuar las estructuras de coste de las entidades”.

Según Núñez, “no es previsible” que la banca retome el nivel de crédito otorgado antes de la crisis.

Elogió que “algunas entidades estén haciendo sus deberes” y se “anticipen” a una futura regulación del sistema financiero y dijo que revisar las políticas de riesgos es un signo “evidente” del compromiso de las entidades españolas por protegerse en un futuro.

Recordó las medidas adoptadas por el Gobierno para ayudar al sector bancario y manifestó que supusieron “un primer embate” y que a ahora hay que adoptar otras “para encarar el futuro con mayor confianza”.

Frente a la crisis económica aseguró que el modelo tradicional de crédito minorista ha demostrado que es “estable y sostenible a largo plazo” y alabó que el Banco de España haya “desincentivado” los tipos de negocio de mayor riesgo, “lo que ha permitido que la gravedad de la crisis no amenace los verdaderos elementos fundamentales” que sostienen al sector financiero español.