Menú Portada
El torero rompe su silencio tras las últimas informaciones que le unían a Elena de Borbón

Exclusiva: José Ignacio Uceda Leal: “Desmiento la relación con la Infanta”

Diciembre 21, 2009

Un clavo saca otro clavo. La Infanta Elena podría haberse enamorado del torero José Ignacio Uceda Leal, al que conoce desde hace algún tiempo. Sus más cercanos confirman amistad. Él desmiente amor.

pq_917_ucedaleal.jpg

Podría ser el romance más importante del momento. El runrún ya es noticia. La Infanta Elena, que recientemente firmó el divorcio de Jaime de Marichalar, podría haber encontrado la felicidad en brazos del torero José Ignacio Uceda Leal, con el que ya se le ha visto cenar en la más intrigante intimidad. Nadie dice nada. Nadie sabe ni quiere saber. No obstante, el entorno más cercano al matador me confirma una relación amistosa, que todavía se está desperezando. No hay nada en firme, pero parece que han decidido dejarse llevar. Él es hombre de largas relaciones, aunque en eso del amor no ha tenido demasiada fortuna. Hace poco se separó de su última conquista, con la que convivía en un bonito casoplón y compartía envidiables planes de futuro. Me cuentan que la que fue guardiana de sus secretos más íntimos anda algo asombrada ante la polvareda mediática que se ha levantado en los últimos días. Poco o nada se podía imaginar que el hombre al que le juró amor eterno acabaría formando parte del presente de la Infanta Elena. Cosas más raras se han visto. El fracaso sentimental del diestro se une a una larga lista de funestos sucesos que han golpeado Uceda Leal en los últimos años. El repentino fallecimiento de su padre, Pedro Uceda, el pasado mes de abril le abrió una profunda herida que todavía no ha cicatrizado: “poco a poco me voy recuperando, pero es muy duro”, dijo entonces. A la pérdida de su progenitor, con el que mantenía una estrechísima relación personal y profesional, hay que sumar la de su madre en 2002 y la de su hermano y picador en 1999. No es de extrañar, entonces, que los que conocen el drama humano de José Ignacio lo describan como un hombre solitario, serio, fuerte y de marcados principios. Admiran esa valentía y entereza que ha demostrado hasta cuando la vida le ha apretado hasta asfixiar. La misma con la que hace vibrar al tendido en cada corrida.
Su apoderado, precavido
Dicen que en el ruedo Uceda Leal es brillante, atrevido y elegante. Por eso, desde que tomó la alternativa en 1996, sus temporadas han estado llenas de compromisos profesionales. Y triunfa en América. El próximo día 2 de enero se subirá de nuevo a un avión para cruzar el charco. Toreará en Colombia, donde tiene previsto ofrecer varias corridas. Allí es toda una eminencia en el arte de la tauromaquia. Ahora, de momento, se prepara en silencio en su casa de la sierra de Madrid y mantiene largas conversaciones con su apoderado, Carlos Zúñiga, con el que no tiene secretos. Zúñiga es perro viejo en las relaciones con la prensa. Durante años ha sido descubridor de grandes figuras y encargado directo de gestionar plazas y eventos taurinos. Cuando me puse en contacto con él para confirmar la información, prefirió ser precavido: “Yo he estado todo el fin de semana con él para prepararle para las próximas corridas, él está feliz, pero yo no voy a entrar a hacer comentarios sobre su vida sentimental, y menos con la Infanta Elena”, me confesó con una simpatía que merece ser reseñada. Hombre precavido vale por dos. Y de ahí que el matador haya decidido seguir los pasos de su representante.
Él lo niega todo
Su vida es el toro. Lo tiene claro. Es poco amigo de ventilar los asuntos que integran su vida privada. Demasiados golpes ha sufrido durante toda su vida. Poco después de las diez de la noche, José Ignacio respondía a mi llamada telefónica. Pausado, dando muestra de esa seriedad que le caracteriza, el diestro optó por aclarar la situación. A lo lejos, una voz femenina asomaba dulcemente. El matador no fue tan contundente como esperaba, más bien negó con balbuceos una relación sentimental que algunos dan por asentada: “Yo me dedico al torero. Estoy metido en mi profesión, preparando la nueva temporada, a mí todos estos comentarios me han sobrepasado. No entiendo de dónde ha podido salir esa información, pero me gustaría que la persona que lo ha dicho lo desmintiera. Yo creo que esas cosas forman parte de mi vida privada y no quiero hacer más comentarios”. Ante mi insistencia, Uceda Leal se reitera: “Sí, lo desmiento”. Habrá que esperar.
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)