Menú Portada

Exclusiva: Vídeos de la declaración judicial de Begoña Villacís en el Caso de la trama de Ciudadanos en Madrid, calificado por el Juez como de “especial complejidad”, y para el que en los próximos días pueden ser llamados a declarar nuevos dirigentes del partido de Albert Rivera

Septiembre 29, 2016
villacis-zafra

La rocambolesca historia de la falsificación de firma e identidad de la portavoz municipal de Ciudadanos en Madrid, Begoña Villacís, presuntamente por parte de la que durante más de una año fue secretaria de Organización del partido de Albert Rivera en Madrid, Patricia Ocaña,  ha pasado de la mera indignación a ser investigado en profundidad por el Juzgado de Instrucción nº 41  de Madrid, cuyo titular Juan Carlos Peinado García, un reconocido Magistrado con una dilatada trayectoria judicial, tomó declaración el pasado día 12 de septiembre a la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de MadridBegoña Villacís Sánchez, y al portavoz adjunto en la Asamblea de Madrid de CiudadanosCesar Zafra Hernández, quienes declararon finalmente durante tres cuartos de hora aproximadamente. Y cuya declaración da hoy en exclusiva Extracondencial.com

Se investiga si Patricia Ocaña, la ex secretaria de organización de Ciudadanos en Madrid, desde julio de 2014 hasta septiembre de 2015, está envuelta en varios delitos, entre ellos los de falsificación documental, suplantación de identidad y cohecho. Esta investigación, sobre la supuesta trama interna en la capital de España del partido Ciudadanos, está considera por este Juzgado y por la Fiscalía como de “especial complejidad” de acuerdo al artículo 324 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. El caso lleva ya casi un año en los despachos de la Judicatura, desde que el denunciante Antonio López Martínez interpusiera el pasado mes de octubre la citada querella. El Magistrado Juan Carlos Peinado tiene desde el pasado mes de mayo un plazo máximo para la instrucción de 18 meses.

Nuevas declaraciones judiciales

No se descarta que en los próximos días pasen de nuevo por el Juzgado de Instrucción nº 41  de Madrid otros destacados dirigentes de Ciudadanos en la capital de España, como los concejales Sofía Miranda, Ana Domínguez y Sergio Brabezo. Todos ellos amigos y hombres de confianza del portavoz y diputado de Ciudadanos en el CongresoMiguel Ángel Gutiérrez Vivas, número cuatro de la formación naranja por la capital de España y al que Albert Rivera ha designado en el Cámara Baja para controlar su partido y estar presente en todas las negociaciones con PP y PSOE.

 

Ante el Magistrado Peinado García, la portavoz municipal de Ciudadanos, Begoña Villacís, no ha sabido explicar el por qué de la importancia y relevancia que tenia Patricia Ocaña en la formación naranja relativa a su función como alto cargo del partido en la capital de España al ser secretaria de organización de la formación de Albert Rivera durante casi un año, lo que pone en entredicho a la organización interna de la formación naranja.

 

También Villacís ratificó lo que ya denunció ante la Policía: que la firma que aparece en los documentos investigados no es la suya y que los propios documentos también son falsos. La portavoz municipal de Ciudadanos en Madrid ha reiterado que ella no firmó ninguno de los documentos aportados al procedimiento, asegurando incluso que el documento municipal ni siquiera es auténtico.

 

Fue la propia Begoña Villacís, una brillante abogada de profesión,  quien nada más tener constancia de que su persona estaba siendo presuntamente suplantada por su compañera de partido, puso el caso el pasado día 24 de septiembre en conocimiento de la Policía. Fue entonces cuando el Grupo 2º de Fraudes en Internet de la Unidad de Investigación Tecnológica de la Brigada Central de Seguridad Informática de la Dirección General de la Policía se puso a investigar que sucedía dentro de la organización interna de Ciudadanos en Madrid. La Policía abrió las diligencias previas marcadas con el número 30.700 y sólo cinco días después las remitía al Decanato de los Juzgados de Instrucción de Madrid. La Policía investigó cómo es posible que se falsificaran varias firmas de Villacís y los sellos del partido y del propio ayuntamiento capitalino, sin que nadie hubiera alertado y sin que hubiera pasado ningún filtro interno.

Cesar Zafra, llamada de advertencia

Por su parte, el portavoz adjunto en la Asamblea de Madrid de CiudadanosCesar Zafra Hernández, quien mantuvo de inicio una postura un tanto prepotente por lo que fue llamado al orden por Su Señoría,  ha reconocido que el acuerdo de confidencialidad cuya autoría se le atribuye es auténtico, pero no un acuerdo de confidencialidad sino algo que firmaban colaboradores y voluntarios del partido, en ningún caso asesores, a pesar de que fue la promesa que le hicieron en su día al demandante Antonio López Martínez.

 

Finalmente, y aunque estaba inicialmente prevista realizar una diligencia de cuerpo de escritura a la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de MadridBegoña Villacís Sánchez, no se realizó esta. Se espera que el Juez convoque próximamente a la líder del partido de Albert Rivera para hacer una prueba caligráfica y comprobar si la firma que aparece en los documentos es suya o ha sido falsificada.

Cartas y firmas falsificadas

Todo arranca antes del pasado verano de 2015, cuando Patricia Ocaña, como secretaria de Organización de Ciudadanos, ofreció el puesto de asesor de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid al economista Antonio López Martínez.

Fue el 3 de agosto de 2015 cuando el ahora denunciante, Antonio López, recibió una carta oficial del Ayuntamiento de Madrid, firmada presuntamente por Begoña Villacís, en la que se confirmaba su nombramiento para el puesto de asesor. Un mes después recibió otra carta firmada de nuevo presuntamente por Begoña Villacís en la cual se le indicaba que se le formalizaría en su cuenta corriente un pago de 2.791 euros correspondiente a los honorarios del mes de agosto de 2015. Pero Antonio López observó que esto no fue así y que pasaban los días sin recibir llamada alguna, ni ninguna información sobre su nuevo puesto de trabajo o las tareas que tendría que realizar.

Es entonces cuando el denunciante se pone en contacto con la concejala de Ciudadanos, Sofía Miranda, gran amiga del líder de Ciudadanos en Madrid Miguel Angel Gutiérrez como también de Cesar Zafra, que media en el caso, acusando a Patricia Ocaña de todos los hechos y desvinculando a Ciudadanos de toda responsabilidad. Sin embargo, nadie duda en el partido de que Patricia Ocaña ha sido la Secretaria de Organización y que ha tenido cierto poder.

El partido puntualiza

El número 4 de la lista de Ciudadanos por Madrid al Congreso de los Diputados, Miguel Angel Gutiérrez, que junto al “fontanero” César Zafra, dominan el partido naranja en la capital de España, se puso en contacto en su día con Extraconfidencial.com para aclarar lo siguiente:

Patricia es una mujer con graves desórdenes como puede verse por lo que ha hecho. Desde que la conozco iba diciendo que ese hombre [Antonio López] era su novio. Todos nos caímos de culo cuando el pobre hombre se presentó en Madrid con su verdadera novia para formar el contrato falso que le envió Patricia. Ni hay luchas ni las ha habido nunca. Patricia nunca fue secretaria de organización porque ese cargo orgánico no existe en Ciudadanos salvo en su Secretaria General Nacional. Ella se lo invento y se hizo unas tarjetas que fue repartiendo por ahí hasta que nos enteramos y le dijimos que dejara de hacerlo. Nunca hubo disputas entre nadie. Todos conocíamos a Patricia y lo que le pasaba y le teníamos cariño. Nuestro error fue precisamente no apartarla pese a su estado pero nos pudo el aprecio….

Luego su situación empeoro. Dice que iba en las listas al Ayuntamiento. Si, pero la ultima de la lista. Ella solo quería un trabajo para ese chico que decía que era su novio para que pudiera volver de Londres. Cuando no pudo conseguirlo entre los asesores que el equipo del Ayuntamiento contrató perdió la cabeza. Nadie lo entendió entonces pero luego comprobamos que evidentemente ella ya le había prometido a ese chico el puesto. No fue capaz de decirle la verdad y ese hombre y su novia dejaron ambos sus trabajos en Londres y se vinieron para Madrid”.

Lo más grave del caso, si esto es así, como indica en su misiva el portavoz de Ciudadanos en el Congreso Miguel Angel Gutiérrez, cómo el equipo de Organización del partido de Albert Rivera, tanto en Madrid como desde Barcelona, no ha establecido los filtros suficientes para intuir la capacidad moral e intelectual de sus altos cargos y atisbar de lo que son capaces de llegar a hacer.

Albert Rivera y sus colaboradores parecen no estar atentos a las graves luchas internas, ni a los movimientos de infiltrados que se afilian a un partido que ha ampliado, y mucho, su capacidad de liderazgo en distintas Comunidades de España, pero sin organización aparente alguna. Por eso, ahora, el partido de Ciudadanos en Madrid está bajo la lupa de la Justicia y de la Policía.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

@jlgaliacho