Menú Portada
La polemista deberá pagarle sesenta mil euros

Exclusiva: Aída Nizar, condenada a indemnizar a Begoña Alonso

Noviembre 2, 2009

Sus despiadados comentarios sobre la ex novia de David Bustamante le costará sesenta mil euros. La lenguaraz Aída Nizar ha sido condenada por llamar “travesti” a Begoña Alonso.

pq_889_aidanizare.jpg

Se ha escrito el punto final a uno de las mayores polémicas, la que enfrenta a Begoña Alonso y Aída Nizar. Hace ya mucho tiempo que la segunda lanzó torpedos verbales contra la primera en diversos medios de comunicación. La Nizar desnudó su alma y la emprendió a gritos contra la ya famosa ex novia de David Bustamante. Sin embargo, a pesar de que la justicia es lenta en nuestro país, lo cierto es que tras meses de incansable batalla, el pasado lunes se dictó sentencia. Entre otras cosas, Aída dijo de Begoña que era un muerto televisivo, que parecía un travesti y que era una golfa de tres al cuarto. Por este motivo, el Juzgado de Primera Instancia nº71 ha condenado a Aída Nizar a indemnizar por los daños morales causados la cantidad de sesenta mil euros, así como las costas derivadas del procedimiento en el que, como abogados de la denunciante, han intervenido Teresa Bueyes y Luis Argüelles, que se apuntan otro éxito profesional en sus meteóricas trayectorias. A pesar de que todavía cabe recurso contra la decisión del magistrado, muchos creen que la de Valladolid no lo hará, quizás porque sería absurdo combatir contra semejante determinación.
 
Me cuentan que la Nizar derrama lágrimas de impotencia por las esquinas de su aparatoso domicilio madrileño. Ella, que lleva apartada de los medios de comunicación por obligación, no hace más que recibir varapalos judiciales. El último fue el que tuvo que soportar después de que un juez le condenara a pagar una abultada cantidad a Vicky Martín Berrocal. De la andaluza se atrevió a decir auténticas barbaridades: “es una mujerzuela”, espetó en un conocido programa de televisión. Su verborrea desmedida le salió cara, pues tuvo que pagar cerca de veinte millones de pesetas.
 
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)