Menú Portada
Escándalo en la familia real holandesa

Eva Valdés, esposa de Bernardo Guillermo, primo del rey de Holanda, “liada” con el jefe de una banda de música satánica

Marzo 9, 2014

Olvidados ya los graves escándalos protagonizados hace unos años por la princesa Margarita de Borbón-Parma, que puso patas arriba a la familia real holandesa a la que pertenece su madre la princesa Irene, los Orange han venido manteniendo una imagen pública envidiable de unión familiar cimentada por la abdicación de la reina Beatriz y por la trágica muerte de su hijo el príncipe Friso. El nuevo rey Guillermo Alejandro mantiene una excelente relación con todos sus primos, a uno de los cuales (Maurits van Vollenhoven) ha nombrado su asesor personal mientras que otro (Jaime de Borbón-Parma) es el nuevo embajador del país ante la Santa Sede. Pero parece que las aguas no pueden permanecer quietas entre las monarquías reinantes, pues a no tardar vuelven a surgir nuevas historias como la que ahora protagoniza la neoyorkina Eva Valdés que es la esposa de ese otro primo hermano del rey holandés que es el norteamericano de origen cubano Bernardo Guillermo,que radicado en Nueva York se dedica al diseño de muebles.

Tercer hijo de la princesa Cristina de Holanda
La historia bien pudiera dar para un guión de cine, pues comienza con el divorcio en 2011 de Thurston Moore, miembro de la banda de música satánica Sonic Youth, y su esposa Kim Gordon que es quien ahora alega que su ruptura matrimonial se debe a la relación de su esposo con Eva Valdés, que en 2009 fue madre de un hijo extramatrimonial del primo del rey de Holanda con quien terminó casándose cinco meses después.
 
Bernardo Guillermo es el tercer hijo de la princesa Cristina de Holanda, cuya biografía está fuertemente marcada por una ceguera que durante años desesperó a su madre la reina Juliana que, en busca de una cura mágica, quedó presa de la influencia de Greet Hofmans a quien muchos denominaron la “Rasputín con faldas de la corte holandesa”. Tanta fue la influencia de la sanadora que la reina llegó a instalarla en el palacio de Soestdijk llegando a generarse no solamente una crisis matrimonial entre la reina y su esposo, sino también una crisis constitucional que terminó con la expulsión de Greet Hofmans de la corte. Discapacitada por su ceguera, la princesa contrajo un matrimonio desigual con el cubano afincado en los estados unidos Jorge Guillermo, teniendo que renunciar entonces a sus derechos al trono. La pareja se estableció en Nueva York para luego regresar a Holanda, y tras su divorcio la princesa volvió a los Estados Unidos pero se cuenta que tras su divorcio el ex esposo abusó de la holgura económica de ella consiguiendo obtener una renta anual de casi medio millón de dólares, a cambio de su silencio y de no comprometerse a publicar nada sobre su vida con Cristina. Sin embargo, nada de ello hizo que la princesa perdiera su relación con su hermana la reina Beatriz, pues es invitada habitual a todos los fastos de la corte holandesa donde también la vimos en la entronización de su sobrino Guillermo Alejandro.
 
Boda con presencia de toda la familia real
 
Cuando este hijo Bernardo Guillermo se casó en una iglesia del Brooklyn neoyorkino en 2009 con Eva Valdés, varios meses después del nacimiento de su única hija, toda la familia real estuvo presente. Pero lo que quizá nadie sabía es que Eva ya había mantenido una relación con el músico Andrew Prinz, cantante de la banda Mahogany, a quien engañó con un miembro de la banda satánica Sonic Youth, Jim O’Rourke,para después abandonarlo y liarse con el jefe de la misma banda, Thurston Moore con quien  en 2010 fundó la editorial Ecstatic Peace Library y con quien parece que ha venido manteniendo una relación amorosa que ya dura seis años a pesar de estar casada con el primo del rey de Holanda. Dicen algunos que Bernardo Guillermo y la peculiar Eva mantienen una peligrosa ”relación abierta”, pero la situación ha despertado serias dudas sobre la verdadera paternidad de la hija de la pareja, Isabel Guillermo. Un escándalo que viene a sumarse a la vida difícil de la princesa Cristina, cuyo hijo continúa casado con esta joven que no duda en fotografiarse con un abanico con el color naranja de los Orange sobre el que escribe “occupy royalty”.
 
La familia real española refuerza su actividad oficial
 
Entre tanto en España la familia real continúa reforzando su actividad oficial, aunque no sabemos si la reina doña Sofía ya ha regresado o no de Atenas donde el pasado jueves por la noche todavía continuaba hospedada en el lujoso y emblemático Hotel Grande Bretagne, cenando en compañía de su prima la princesa Tatiana Radziwill, el esposo de ésta Jean Fruchaud, y los reyes Constantino y Ana María de Grecia con algunos de sus hijos. Aunque los príncipes de Asturias y las infantas Elena y regresaron a Madrid y a Ginebra el mismo jueves, la reina prefirió alargar su emotiva estancia en Grecia para aprovechar este encuentro familiar tan importante para ella, pues solamente este martes tiene su próximo acto oficial en compañía de don Juan Carlos, los príncipes de Asturias y doña Elena pues todos asistirán juntos en la catedral de la Almudena a la misa de homenaje y recuerdo de las víctimas de los atentados del 11 de marzo de 2004.