Menú Portada
Onieva, Bravo y García valoran si merece la pena tirar el dinero que costará la campaña

Esta semana sabremos si Florentino Pérez tiene rivales en el proceso electoral

Mayo 16, 2009

El día 25 de este mes, lunes, Florentino Pérez hará público su proyecto para el Real Madrid, tras anunciar el pasado jueves que acudirá a las urnas. Florentino ya ha reservado el espacio que hay delante del Palacio de Congresos, para ubicar allí su carpa como en ocasiones precedentes. Pero no será hasta esta semana cuando sepamos si además de elecciones hay votaciones, requisito para el que hacen falta al menos dos candidatos. Juan Onieva, Eugenio Martínez Bravo y Eduardo García han quedado en anunciarlo esta semana, aunque visto lo visto, se tienen que estar preguntando si vale la pena tirar el dinero de la campaña.

pq__onieva1.jpg

Si Kafka viviera en nuestros días no hubiera tenido que recurrir al hombre escarabajo para escribir su metamorfosis. Le hubiese bastado con leer algunos periódicos o escuchar algunas emisoras de radio para ver la transformación del periodista crítico al periodista sumiso. Como dicen en el entorno de Florentino Pérez, ahora le quieren más que su propia familia, tras años de críticas y adulaciones al hoy denostado Ramón Calderón.
Por eso Florentino Pérez valora la posibilidad de que haya elecciones y votaciones más que el ser el candidato único que acceda a la presidencia sin debate. El jueves pasado, en el Ritz, ya quedó claro por dónde irán los tiros y lo que tendrá el Real Madrid bajo el nuevo mandato de Florentino. Lo que puedan ofrecer los teóricos aspirantes sólo se sabrá si alguno de ellos se decide a dar el paso.
¿Y cómo está el tema? El que perece tener más opciones reales de entrar en la carrera electoral es el ex vicepresidente Juan Onieva. Metido en el mundo de la representación de jugadores, su contacto con el mundo del fútbol es conocido. Pero la capacidad para lograr un aval de 57,3 millones de euros es irreal. De ahí que las especulaciones giran en su entorno más que por su candidatura por los nombres de los que estarán detrás de ella. Algo que no se sabrá hasta que él mismo lo descubra. Las especulaciones apuntan a que el aval podría venir de la mano de dos auténticos tiburones de los negocios como son Alejandro Agag y Flavio Briattore, los verdaderos amos de todo lo que se mueve en el mundo de la Fórmula 1 en España. Para ambos entrar en el Real Madrid sería el máximo dentro del mundo de los negocios. La pregunta a Onieva, si esto fuera cierto, es dónde estaría su independencia. La respuesta, tan interesante como definitiva.
Eugenio Martínez Bravo lleva varios años tratando de formar un equipo de oposición a la gestión del club. Le daba lo mismo que estuviera al frente Pérez, como Calderón o como Boluda. En este tiempo ha reunido a unos mil madridistas de los más de 73.000 que acuden a las urnas. Y como en el caso de Onieva la duda es de dónde sacará el aval. No lo consigue y parece que otra vez se quedará sin ser de la partida. Aunque lo haya desmentido varias veces, Bravo se ofreció a Etica Madridista para hacer coalición de cara a las elecciones, lo que fue rechazado, y más recientemente ha buscado un posible pacto con Eduardo García, que también ha sido desestimado. O sea, su sueño de ser presidente del Real Madrid tendrá que esperar al menos otros cuatro años.
Por último está Eduardo García, el hombre inesperado que llega con el padrinazgo de la OID, una organización no gubernamental sin ánimo de lucro, que lucha por la integración del colectivo de discapacitados en España a todos los niveles posibles. Lo suyo más bien parece una campaña de márketing de esta sociedad, porque credibilidad y apoyo dentro de la masa social del Real Madrid no tiene ninguna. Resta por ver hasta dónde están dispuestos a llegar en la OID con este montaje.
En consecuencia, si finalmente hay votaciones serían entre Pérez y Onieva. Entre lo que se sabe que es y puede dar Florentino, y lo que puede ofrecer Juan y las dudas de los que le apoyen en la sombra. O muy equivocados estamos o el paseo de Florentino será superior al del año 2004. No necesitará ni promesas electorales.

Javier Calderón sigue en el Madrid

Florentino Pérez alabó en su comparecencia de la semana pasada la labor de transición de Vicente Boluda en el Real Madrid. Ello no le va a librar de lo que dictamine el juez Santiago Torres en su instrucción por el Caso Asamblea, en el que como ya saben está imputada toda la junta directiva, además de Calderón, Bárcena y Nanín.
Sorprende a propios y extraños que el abogado que lleva el caso en nombre del Real Madrid sea Javier Calderón, hermano de Ramón. Habría que preguntarle a Boluda a qué está jugando en este tema, porque si sorprendente es que no haya finiquitado ya al “hermanísimo”, más sorprendente es que represente al club en un tema tan grave y crucial como éste.
Esto hila con la decisión de la comisión disciplinaria de no expulsar a Ramón Calderón como socio del Real Madrid y pasar la patata caliente a la asamblea de compromisarios. Aquí todos están entendiendo lo de la transición como un no hacer nada para no quedar señalado. Y se equivocan.