Menú Portada

Espanyol y Málaga, los que mejor y más rápido se están reforzando, diseñados para pelear por meterse en puestos europeos

Julio 22, 2016
hernan perez

Cuando hace unos meses se especulaba con la venta del Espanyol a un magnate chino, las primeras reacciones fueron de -lógico- escepticismo. Los antecedentes en este tipo de negocios futbolísticos no habían sido demasiados positivos. Pero ahora por fin Chen Yansheng es dueño y presidente del club perico y parece que los resultados están empezando a llegar, al menos en forma de fichajes.

Como primera piedra de este ilusionante proyecto, se anunció la contratación de un experimentado técnico como Quique Sánchez Flores. El técnico madrileño aseveró al marcharse a Inglaterra (a entrenar al Watford) que únicamente regresaría a nuestro país si el proyecto era interesante y, sobre todo, cumplía con unas mínimas garantías a medio-largo plazo. Quique es un hombre de principios y ya ha dado un portazo en varias ocasiones (Atlético y Getafe), al entender que la otra parte no estaba cumpliendo con lo pactado. Por eso, ahora debe estar seguro de que lo que se está fraguando en Cornellá El Prat.

Y es que los refuerzos que ya han llegado al Espanyol son nombres de sobra conocidos por todos, aunque de edades dispares. Se unen veteranía y juventud. Grandes promesas trufadas de futbolistas que ya han trabajado con el experimentado técnico. Es el caso de Jurado y Reyes, que encaran ya la recta final de sus carreras con el deseo de demostrar su valía una vez más. En la portería viene Roberto, trotamundos de pasado atlético que ha hecho un buen papel en Olympiakos. La delantera perica se verá mejorada con la llegada de Leo Baptistao, un hombre que está pidiendo a gritos algo de estabilidad. Y por último (de momento), la incorporación estrella: Pablo Piatti, que viene cedido por el Valencia. Como dijo el propio Jurado el día de su presentación, “este Espanyol pinta muy bien”.

El Málaga también invita a soñar

Tras unos meses de cierta incertidumbre por la salida de Javi Gracia (el para muchos mejor entrenador que ha tenido La Rosaleda en mucho tiempo), parece que ahora vuelve a reinar el optimismo en Málaga. Esto, en gran parte, ha sucedido por la implicación que ha tenido en la entidad de Martiricos el jeque Al Thani en los últimos meses, algo que no era propio de él en el grueso de su trayectoria en La Costa del Sol.

Daba la sensación de que los tiempos del ‘EuroMálaga’ habían quedado atrás pero con las incorporaciones que de momento conocemos  pelear en los puestos de arriba puede volver a ser una opción. En el banquillo estará Juande Ramos, aunque lo que de verdad ha ilusionado a la parroquia malacitana han sido sus fichajes.

Por líneas: en la defensa ha llegado Bakary Koné, del Olympique de Lyon, en propiedad, mientras que en calidad de cedidos han desembarcado en Málaga Juan Carlos (del Sporting de Braga) y Diego Llorente. Mención aparte merece este último, propiedad actual del Real Madrid y que la temporada pasada en el Rayo lo hizo realmente bien. En la línea de medios, más madera: Kuzmanovic llega cedido por el Basilea y en propiedad lo hacen Jony (del Sporting), Keko (del Eibar con pasado en la cantera rojiblanca) y Sandro (procedente del Barcelona). Los de Keko y Sandro han sido, posiblemente, los fichajes que más ilusión han despertado entre la afición. Para la delantera, por último, tenemos a Michael Santos, procedente del River Plate uruguayo.

En definitiva, son las dos escuadras que mejor se están reforzando hasta la fecha. Espanyol y Málaga tienen licencia para soñar.

Felipe de Luis Manero

@FelipedeLuis99