Menú Portada
Los países con mayores sueldos, los que tienen menores tasas de desempleo

España, único país de la OCDE en el que han descendido los salarios

Enero 24, 2010

El crecimiento del empleo se basó en nuevos puestos de trabajo con sueldos bajos

Las remuneraciones más altas generan un efecto estimulador sobre el consumo y la economía en general


Según el informe de la OCDE sobre la situación de la población empleada, España es el único país entre los países desarrollados que ha tenido un descenso del salario medio durante el período 1995-2005. En este periodo, en el que se creaban más puestos de trabajo que muchos países de nuestro entorno junto, estos se creaban en una proporción mucho mayor para trabajadores de salarios bajos que de altos o medios, descendiendo a la vez el número de estos últimos y la tasa de crecimiento de sus salarios.

Este descenso salarial ha coincidido con un gran crecimiento de los beneficios de las rentas empresariales, es decir, que gran parte de los grandes resultados de las empresas se basaban en este modelo de costes salariales bajos, dándoles buen resultado a corto plazo pero en el largo plazo el resultado ha sido todo lo contrario como lo refleja la crisis actual de la economía española, mucho más grave que en el resto de los países.

Estos datos fueron rebatidos en su día por economistas del Gobierno y por círculos económicos y financieros, argumentando que el descenso del salario medio, se debía a que se estaba creando mucho empleo con salarios más bajos que el salario medio. Incluso que era positivo, pues es mejor trabajar, aunque sea con un salario bajo, que estar sin empleo y sin salario. Conclusión, que intentan sentar el principio de que se crea más empleo bajando los salarios. Ese argumento que utiliza tanto la patronal española queda desautorizado por la propia OCDE con el ejemplo de Noruega, Suecia y muchos otros países, como pueden comprobar en el cuadro que adjuntamos.

Perjuicios a largo plazo

Lo peor aún puede estar por llegar, el salario medio bajó porque se han creado más empleos, estos se han destruido a un ritmo mucho mayor del que se crearon, pero la media de sueldos está por los suelos, con salarios más bajos que las generaciones anteriores.

Si los que trabajan, lo hacen por poco dinero, queda un margen muy estrecho para consumir o pagar sus deudas con empresas financieras o no financieras.

En este ciclo económico que termina, las empresas españolas han incrementado sus beneficios un 73%, el doble que la media de los 15 países de la Unión Europea, antes de la entrada de los nuevos miembros del este, mientras los costes laborales solo han aumentado el 3`7%, cinco veces menos que la UE-15.

La conclusión es clara, mientras ha ido creciendo el PIB del país y la riqueza de los empresarios, ha ido bajando la de los trabajadores. Sobre todo desde el año 2000 dado que los tres años anteriores el crecimiento del PIB iba en paralelo con el crecimiento de esa riqueza. A partir del 2000 es cuando el crecimiento global no se corresponde con lo que llega al trabajador. Y esto se produce porque los millones de empleos creados últimamente no han alcanzado los niveles de productividad que los tres primeros años, se crecía añadiendo trabajadores sin que generaran mejoras en empresas.

Se ha crecido en sectores como la construcción, servicios a empresas, alquileres, inmobiliarias, hostelería, actividades sanitarias, servicios sociales, que acumulan la mayor parte del trabajo temporal y de menos cualificación, con lo cual perciben peores salarios. Además han sido sectores inflacionistas, estando a la cabeza en el aumento de precios en todo este período.

Todo ello lleva al círculo vicioso actual, que no se solucionará con un Plan E que crea empleo temporal y poco remunerado, mientras que un modelo de cambio de modelo productivo, no se puede realizar con decreto, ni trasladarse en uno o dos años. Quien gasta el dinero es el trabajador. Si se consume, se vende. Si se vende se fabrica. Si se fabrica se aumentan las plantillas, pero si el trabajador no tiene dinero nada de esto se genera.