Menú Portada
Para USO a los efectos de la crisis globlal se suma otra propia española

España sigue a la cabeza de Europa en destrucción de empleo

Abril 2, 2009

La Unión Sindical Obrera (USO) destacó que España sigue a la cabeza de Europa en destrucción de empleo y añadió que los efectos de la crisis están pasando factura “adicional” a los trabajadores españoles, tal y como demuestran las cifras de paro y afiliación a la Seguridad Social hechas públicas hoy por el Ministerio de Trabajo.

pq_742_CelestinoCorbacho1.jpg

Según USO, esto pone de manifiesto que a la crisis global se suma la propia de España, fruto de la “complacencia” de un modelo de crecimiento que generó riqueza fácil, pero no consolidó un mercado laboral estable, sino uno basado en la “precarización” del empleo, con altas tasas de temporalidad, que están suponiendo una salida masiva de trabajadores al desempleo.

Ante estos datos, la USO pidió un “cambio radical” en la política económica del Gobierno, y señaló que si ese cambio debe pasar por cambiar a políticos, “que se cambien”. El sindicato recordó también al ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, que la mejor medida de protección social es encontrar un puesto de trabajo.

Corbacho sigue negando la realidad

A pesar de los pésimos datos de desempleo, el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, afirmó que el dato de paro de marzo demuestra que la destrucción de empleo “se ha moderado” respecto a meses anteriores y señaló que habrá que esperar a ver si se confirma esta tendencia en abril y mayo.

En declaraciones a los medios durante su asistencia a la Asamblea Electoral de la CEOE, que se celebra en el Ifema, Corbacho indicó que esta moderación, así como la menor intensidad en el ritmo de caída de la afiliación a la Seguridad Social, “da un punto de esperanza” sobre la evolución que podría experimentar el empleo en el corto plazo.

No hay que olvidar que hace un par de meses Zapatero anunció creación de empleo y este mes de marzo ha sido el peor desde que se lleva la estadística de desempleo. Las palabras se las lleva el viento.

“Yo no calificaría el dato de marzo de bueno, pero nos hace tener un punto de esperanza de que se irá moderando la destrucción de empleo”, subrayó.