Menú Portada
Hoy acaba el certamen en Pekín, con la delegación española ocupando la novena plaza final

España se confirma como una gran potencia en los Paralímpicos

Septiembre 16, 2008

Hoy acaban los Juegos Paralímpicos, la mejor invención tras la creación de los propios Juegos Olímpicos. Una oportunidad para que los menos favorecidos por la genética se sientan importantes al menos durante las dos semanas que duran estos otros Juegos. España acabará el evento en la novena posición del medallero y como octavo país con mayor número de medallas. Entre 146 países, España es el noveno, bastante mejor que en los Juegos Olímpicos y con mejor cosecha. Un buen medidor de que sí somos un país solidario y que tiende la mano a los más necesitados.

pq_590_perales.jpg

Ya saben que en estas páginas “arreamos” a todo el que se lo merece, y el secretario de Estado, Jaime Lissavetzky, es de los que más se llevan. No nos duelen prendas en estos momentos de reconocer que bajo su tutela el deporte paralímpico ha sufrido una evolución positiva, fantástica. De no haber sido así, el fracaso hubiese sido igualmente grande porque en Pekín se ha mostrado que ya son muchos los países que cuidan a sus otros atletas como Túnez, Canadá, Gran Bretaña o Ucrania, porque China es un caso aparte como lo fue en los Olímpicos. Sin duda la creación del Plan Ado Paralímpico ha sido la clave del éxito.
Veinticinco empresas españolas (www.paralimpicos.es) forman este ADOP que ha permitido a nuestros deportistas entrenarse al nivel de los atletas válidos, utilizando los centros de alto rendimiento y disponiendo de tiempo y entrenadores para superarse. Récords del mundo, europeos, olímpicos y casi un centenar de plusmarcas españolas jalonan ese medallero que estará cuando hoy acaben los Paralímpicos en torno a las sesenta preseas.
España ha peleado de magnífica manera y la actuación es sobresaliente“, dijo ayer Lissavetzky en Pekín. “Las causas del buen resultado son los deportistas y entrenadores, pero ha habido algunos aspectos, como el plan ADOP y la utilización de los centros de alto rendimiento, que han sido fundamentales”, añadió Lissavetzky, quien sobre el futuro añadió que “tiene que ser más prometedor que el actual. Y ello pasa por la investigación, la mejora de instalaciones y ampliar el número de personas con gran discapacidad en el deporte paralímpico“.
Gran Bretaña, con Londres como próxima sede olímpica y paralímpica, ha sido tras China el país que más ha crecido en estos Paralímpicos. El secretario de Estado apostó por España para Londres si Madrid 2016 es la elegida organizadora.