Menú Portada
Cada año, las grandes empresas acaparan 30.000 millones de beneficios fiscales

España recaudaría 8.250 millones anuales equiparando la carga fiscal de las multinacionales a las pymes, según Gestha

Diciembre 9, 2014
pq_929_sede-google.jpg

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) calculan que España recaudaría 8.250 millones de euros anuales si la carga fiscal de las multinacionales se equiparara a la de las pymes, que actualmente pagan de media un 16% sobre su resultado contable positivo, frente al escaso 5,3% de tipo efectivo de las compañías trasnacionales, apenas un tercio de la tributación real de las pymes.

Gestha considera que esta propuesta complementa a la realizada el martes por el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que ha exigido una “tasa Google” en España para gravar el 30% de los beneficios de las operaciones de “ingeniería fiscal transfronteriza”, una medida similar a la ya anunciada por el primer ministro británico, David Cameron, y que en Reino Unido apenas aportaría 250 millones de euros anuales, una cantidad insignificante en comparación con los beneficios multimillonarios de las grandes corporaciones.

Sólo sería efectiva si lo aprueban el resto de los países europeos

Los Técnicos señalan que la propuesta del líder socialista solo sería efectiva si los países europeos aprobaran un tipo mínimo incondicional para el Impuesto de Sociedades, por debajo del cual no se podrían hacer rebajas para competir por la sede de las multinacionales extranjeras, una práctica que en la actualidad perjudica la recaudación tributaria de los países de la UE.

Por este motivo, mientras no se llega a un acuerdo comunitario para implantar una base imponible común y un tipo impositivo mínimo, Gestha recomienda que se llegue a un término medio más práctico y efectivo como la equiparación del tipo impositivo efectivo entre multinacionales y pymes, ya que, para adoptar medidas como la propuesta por el PSOE, es necesario revisar la normativa fiscal para concretar cómo pueden tributar los beneficios que no quedan reflejados en la contabilidad de las compañías.

A día de hoy, las multinacionales y las compañías españolas con mayores ingresos y beneficios –aquellas que ingresan más de 45 millones de euros anuales– apenas suponen el 0,6% de todo el tejido empresarial, pero acaparan el 100% de las reducciones fiscales netas del resultado contable, unos 30.000 millones de euros, lo cual supone una pérdida de ingresos máxima para el Estado de unos 9.000 millones anuales, teniendo en cuenta que esta cifra solo se corresponde con los beneficios que estas compañías contabilizan en España.