Menú Portada
Facilidades de los turcos

España, liderada por Pau Gasol, puede con Turquía y sigue viva en el Eurobasket

Septiembre 6, 2015

Era un partido complicado sobre el papel y España lo ha solventado con creces. Perder, teniendo aún los partidos contra Italia y Alemania hubiera sido meterse en un problema y España lo solventó con creces

baloncesto espana turquia

Después de que Serbia ganara en el último segundo a Alemania y que Italia no despejara las dudas en su victoria contra Islandia, España tenía una oportunidad de oro para alcanzar la segunda plaza provisional del Grupo B del Eurobasket tras los balcánicos. Si España hubiera perdido, los turcos se hubieran afianzado en la segunda o primera plaza mientras que España se hubiera hundido en la cola junto a los islandeses. Pero España arrolló a los turcos que pagaron caro el esfuerzo para ganar a Italia el sábado, y es que el ritmo de la Eurocopa es más que exigente.

España empezó el primer cuarto de manera arrolladora, con ese acierto que no tuvo ayer. De hecho, fue importante que la primera canasta fuera precisamente un triple del desaparecido frente a Serbia, Sergio Llull. Pau Gasol empezó el partido muy entonado acompañado, por fin, de Mirotic y el Chacho nos mostro todo lo que ayer no se vio (sumó en total 14 puntos y 5 asistencias). Sólo Cedi Osman y su increíble calidad impedía que España se escapara más claramente en el primer cuarto (18-24). Si en ataque estaban más acertados lo más destacado fue en defensa, lo cual se notó especialmente en el segundo cuarto. De hecho, con cuatro suplentes habituales y con un inspiradísimo Pau Ribas, España se escapaba 34-48, para cerrar el segundo cuarto con 38-54.

Corto de banquillo, problemas futuros en este Eurobasket

Con esta diferencia, lo más relevante del segundo cuarto fue que España no bajó la tensión. Gasol siguió con su recital, tanto en rebotes, juego interior e incluso desde el perímetro y España se afianzaba en el marcador, dándole descanso Scariolo en casi todo el tramo final. Su sustituto, Willy Hernángomez, aprovechó bien la oportunidad especialmente en la faceta ofensiva (11 puntos). San Emeterio también ofreció muy buenos minutos pero en el lado contrario estuvieran Pablo Aguilar y especialmente Victo Claver, que no mostró nada a pesar de gozar de minutos. Este es quizá el punto más negativo del partido, la falta de banquillo que puede ser vital cuando algún partido se ponga muy duro.

Al final, 77-104, España da un importante golpe en la mesa, especialmente en basket average y ahora toca en continuar con esta versión positiva contra Italia el martes, tras el descanso de mañana. Ganar a los transalpinos es vital para casi asegurarse el paso a la siguiente fase y no tener un partido a cara de perros contra la Alemania de Dirk Nowitzki.