Menú Portada
LA EXPORTACIÓN DE ARMAMENTO EN ESPAÑA (I)
La sociedad Defex vende a países de Oriente Medio, África o el Sudeste Asiático

España fomenta la venta de armas a través de una empresa pública

Noviembre 16, 2008

Facturó 17 millones de euros en sistemas de defensa y seguridad
El sudeste de Asia y África sus principales mercados
Vendió inmovilizado por valor de 800.000 euros para conseguir beneficios
Los gastos de personal ascienden a 1,6 millones de euros para una plantilla de tan solo 21 trabajadores

pq_637_Edificio-Master.jpg

No sabemos si dentro de la Alianza de Civilizaciones se incluye la venta de armas a países inestables políticamente, pero lo cierto es que el Estado español lo hace a través de la sociedad Defex que controla con un 51% de sus acciones a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). La empresa Defensa y Exportación S.A. (DEFEX) se dedica desde 1972 a la venta de material de defensa de sus empresas accionistas, en las que desde un principio estaba la empresa pública española a través del extinto Instituto Nacional de Industria (INI) y en la actualidad la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) con un 51%, lo que le confiere el control total de la compañía. Como la propia SEPI reconoce, en el último año la actividad comercial desarrollada durante el ejercicio 2007 se materializó en contrataciones por valor de 18,8 millones de euros, con negociaciones en curso que aportan expectativas de superar ampliamente estas cifras en el próximo ejercicio.

En lo que se refiere a la distribución geográfica de los nuevos pedidos, el mayor número de contratos se ha obtenido en el Lejano Oriente y África. En concreto, 4,9 millones fueron en ventas para África, 9,2 millones para América Latina, 1,8 millones en Oriente Próximo y 0,97 millones para Europa y América Latina. Lo más llamativo es que en la partida para Europa y América Latina se incluyen 0,9 millones imputados a una Unión Temporal de Empresas de un proyecto para Namibia. Es decir, la práctica totalidad de los 3.000 millones de pesetas de ventas intermediados por la empresa pública van a países que como mínimo se pueden considerar inestables políticamente.


Ausencia de transparencia informativa

De la cifra de ingresos en torno a un 69% provienen del sector de Defensa y el 31% restante del sector de Seguridad, pero que en muchas ocasiones se utiliza también para Defensa (material de doble uso). Y es que a pesar de que en diciembre de 2007 fue aprobada por el parlamento una ley de control de las exportaciones de armas no hay cambios en la falta de transparencia de la venta de armamento. Así, las exportaciones del 2007 fueron las más elevadas de la historia de España: representan el 2% de las exportaciones mundiales y el 0,5 % del total de la balanza comercial española. En el 2007 España ocupó la octava posición en el ranking mundial de países exportadores.

Tica Font, del Centre d´Estudis per la Pau JM Delàs afirma que “el nivel de transparencia informativa, por parte de nuestro Gobierno, sigue siendo insuficiente, el gobierno somete estas exportaciones a la ley de secretos oficiales y no informa de las armas que se han exportado a cada país, cuando conocer las exportaciones de armamento español no supone ningún riesgo por la seguridad y defensa del Estado”. Es decir el Gobierno, no da información transparente sobre las exportaciones y por otro lado lo fomenta a través de empresas públicas o la Oficina de Apoyo Exterior del Ministerio de Defensa. Eso sí, de forma nada barata. Defex con una plantilla de tan sólo 21 trabajadores, y con unas oficinas situadas en el centro financiero de Madrid, gastó en 2007 1,6 millones en gastos de personal, unos 76.500 euros por persona. Teniendo en cuenta el salario de los cuadros inferiores será mucho menor ¿Cuánto pagamos todos los españoles a los directivos de la compañía?