Menú Portada
LA EDUCACIÓN EN ESPAÑA (II)
Andalucía y Extremadura, las regiones con mayor tasa de desempleo, son también las que tienen más colegios e institutos por habitante

España, a la cola del informe PISA, cierra el 2012 con 32.173 centros educativos, uno por cada 1.467 habitantes

Enero 30, 2013

Se distribuyen entre 22.011 centros públicos y 10.162 privados
Madrid, País Vasco y la Comunidad Valenciana son las regiones con más centros privados o concertados por habitante
Los profesores amenazan al ministro de Educación, José Ignacio Wert, con la huelga si no retira su reforma, y los estudiantes ampliarán el paro convocado del 5 al 7 de febrero si no dimite

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
line-height:115%;
font-size:11.0pt;”Calibri”,”sans-serif”;}


Si la Sanidad ha sido la principal fuente de conflicto en España en las últimas semanas, la Educación va a tomar el relevo, y en muy pocos días. Los profesores de los centros públicos no descartan convocar una huelga si el Gobierno no retira la reforma educativa, especialmente después de conocer que su Memoria Económica estima reducir la carga horaria en Bachillerato equivalente a 2.534 profesores y a un coste de 91,76 millones de euros. Así, representantes de los distintos sindicatos de docentes que forman parte de la denominada Plataforma Estatal en Defensa de la Escuela Pública, han anunciado que van a apoyar las movilizaciones convocadas por el Sindicato de Estudiantes para la semana próxima (5 al 7 de febrero), una organización que ha amenazado con ampliar las jornadas de huelga si el próximo día 9 el Gobierno no retira la reforma educativa y no dimite el ministro de Educación, José Ignacio Wert.

Para Francisco García, secretario general de la Enseñanza de CC OO, “hay que buscar alianzas sociales amplias” para una huelga, ya que la reforma “no va a perjudicar solo al profesorado de la enseñanza pública, sino que va a perjudicar a este país y va a introducir una quiebra en el capital humano muy importante“. Aunque la realidad no es tan sencilla y tan simple como la que muestra el sindicalista; incluso es la contraria.

Gasto ineficiente

España es el primer país de Europa en términos de fracaso escolar: 1 de cada 3 jóvenes españoles de entre 15 y 24 años dejaron sus estudios antes de acabar la enseñanza secundaria, frente a la media europea, que habla de 1 de cada 5. Pero no sólo eso, los últimos datos del informe PISA son reveladores, la baja tasa de natalidad ha convertido a España en un país de alto gasto en educación en proporción al número de alumnos, la inversión en porcentaje del PIB está también ya por encima de la media europea y de la OCDE, los docentes españoles ganan más e imparten más clases y el número de alumnos por clase es menor. Son datos que indican que el problema del sistema ya no residiría tanto en la carencia de medios como en la ausencia de políticas capaces de elevar su calidad. Y es que el informe PISA sigue dejando el nivel educativo de España muy por debajo de la media de los países desarrollados.

Esta realidad tiene su reflejo en el cuadro adjunto. España cierra el 2012 con 32.173 centros educativos, 22.011 públicos y 10.162 privados o concertados, con una tasa de un centro educativo por cada 1.467 habitantes.

Pero si los datos generales son ya de por si esclarecedores, lo son más por Comunidades Autónomas, ya que por debajo de esta media habitantes por centro destacan claramente Castilla-La Mancha, Andalucía y Extremadura.  Especialmente llamativas estas dos últimas, que son las que lideran las tasas de desempleo con un 34% y un 35% respectivamente, y que están muy por debajo de la media de España en los datos de PISA en nivel educativo.

No por más centros se consiguen mejores resultados. Pero también hay diferencias entre centros públicos y privados, donde Madrid, País Vasco y Valencia lideran el ranking de regiones con más centros privados o concertados por habitante, y precisamente Madrid y País Vasco, están muy por encima no sólo de la media de España, también de la OCDE en nivel educativo. Esta es la realidad de la educación en España, un sistema sobredimensionado muy lejos de la excelencia.