Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

Escándalo en la Universidad Menéndez Pelayo: el Rector Nombela lleva sin aprobar las Cuentas desde el 2014

Febrero 27, 2017
nombela2

Según ha podido saber Extraconfidencial.com, el Rector de la Universidad Menéndez  Pelayo, el Catedrático de Microbiología Cesar Nombela, jubilado y con su mandato ya expirado, no ha aprobado todavía las Cuentas de los dos últimos años 2015 y 2016 por falta de la reunión preceptiva del Patronato de esta Universidad Pública, considerada en el  mundo académico como “el vaticano español, el retiro dorado de muchos”. Este órgano controlador, dependiente del Ministerio de Educación, lleva sin reunirse, sin justificación alguna, desde el 30 de octubre de 2015.

Según los Estatutos de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), este Centro Universitario tiene un Patronato nombrado por el Ministro de Educación, actualmente regentado por Iñigo Méndez de Vigo, que no ha logrado imponer un control racional y lógico en el devenir de esta Institución Académica, en lo que ya se considera como un nuevo escándalo dentro de la irregular situación que vive la Universidad Pública española.

Este Patronato de la UIMP aprueba cada año la Memoria Económica y de Actividades, así como el Anteproyecto de presupuesto anual de la UIMP, sin que a estas alturas, por falta de convocatoria  y consiguiente reunión del Patronato, estén aprobadas las Cuentas de 2015 ni de 2016.

El Patronato sigue sin reunirse y tenía que haberse reunido, como venía siendo habitual, a finales del pasado año de 2016, con el fin de aprobar las Cuentas del año pasado y las del anterior 2015, que todavía no están aprobadas, así como el anteproyecto de este nuevo año de 2017. Y, sobre todo, como sucede cada cuatro años, proceder, por el período previsto de los próximos cuatro años, a la elección de un nuevo Rector, como ya denuncio Extraconfidencial.com.

El Patronato de la UIMP está compuesto por personas de reconocido prestigio en el ámbito de la docencia universitaria, la Investigación, la Cultura y la vida Económica y Social y entre ellos figura personalidades de la talla de Darío Villanueva, presidente de la Real Academia EspañolaElisa Pérez Vera, Catedrática de derecho que fue Magistrada del Tribunal Constitucional, Jaime Montalvo, Catedrático de Derecho del Trabajo, Juan Velarde, catedrático de Economía, la patrona de la Fundación Alfonso Martín Escudero, Elisa Polanco, así como el alcalde de Santander o el Secretario General de Investigación del Ministerio de Economía, Juan María Vázquez, y está presidido por el Secretario de Estado de Educación, Marcial Marín, siendo su vicepresidente el Secretario General de Universidades, Jorge Saínz. Un patronato que hasta la fecha no ha dicho palabra alguna como tal entidad ante tal cúmulo de despropósitos.

Jubilado y con el contrato concluido

El Rector de la UIMP, Cesar Nombela, jubilado y con mandato concluido, está, pues, en funciones, por lo que, legalmente, tiene que limitarse a la gestión del despacho ordinario de los asuntos públicos. Sin embargo, según las denuncias recibidas, “pretende, de manera ilegal, seguir al margen de la ley hasta septiembre, planificando cursos para los meses de julio y agosto e, incluso, ha nombrado el pasado día 14 de febrero directora de la sede de Barcelona a María José García Celma, una profesora de Farmacia, y también prepara su sustitución en favor de otro miembro del Patronato, el polémico Lora Tamayo, presidente, como fue Nombela, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que llegó a negar la fuga de cerebros y que tampoco podría ser nombrado, como requieren los estatutos, por cuatro años porque  nació en 1950 por lo que tiene ya 67 años, mayor incluso que Nombela cuando fue nombrado”.

La última reunión del Patronato tuvo lugar el 30 de octubre de 2015. Y a estas alturas de 2017, con dos meses ya casi transcurridos, el ministro Educación  Méndez de Vigo ha permitido que todavía no están aprobadas las cuentas de la UIMP de 2015 ni de  2016, y, por supuesto, tampoco el anteproyecto de presupuesto anual de 2017 ¿Y por qué? ¿Qué hay detrás de esto?… se preguntan ya algunos docentes y empelados de esta universidad pública UIMP.

Lo que sí se sabe con certeza es que el Rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Cesar Nombela, está ocupando de una manera ilegal el máximo cargo en esta universidad pública española con domicilio social en Madrid y principal sede histórica en Santander, ya que está jubilado y con mandato concluido desde el año pasado. Sin embargo, según las denuncias recibidas, continúa en el cargo sin que se convoque el Patronato que elige Rector cada cuatro años y cobrando el sueldo y con todas las atribuciones del cargo.

El cargo de rector de la UIM se elige por un período de 4 años. Un cargo que posteriormente es ratificado y nombrado oficialmente por el Gobierno de España a propuesta del Ministro de Educación. Fue el 13 de diciembre de 2012 cuando por dicho Patronato fue nombrado Rector de la Universidad Menéndez Pelayo, César Nombela Cano, entonces de 66 años. Se le eligió por un período de cuatro años, un tiempo que expiró justamente en diciembre de 2016. Sin que hasta la fecha haya recambio alguno.

Patronatos desconvocados

Según las denuncias recibidas, “en diciembre del año pasado y en enero de este año, Nombela se dedicó a llamar uno a uno a los miembros del Patronato, muchos nombrados a propuesta del mismo, para pedirles su voto para continuar como rector alegando que contaba con el apoyo del Ministro de Educación, Iñigo Méndez de Vigo, y, tras dichas llamadas, se convocó el patronato en dos ocasiones, el 27 de diciembre y el 16 de enero y poco después se desconvocó en ambos casos alegando falta de quórum cuando la realidad es que no encontró entre los miembros del Patronato respaldo suficiente, pues la norma prevé que el nombramiento es por cuatro años y nadie entiende que quiera seguir Nombela cuando ya está jubilado”.

César Nombela Cano, catedrático desde 1982 de Microbiología de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, y actualmente rector en situación ilegal de la UIMP, nació en Carriches (Toledo) el 6 de noviembre de 1946 por lo que cumplió el año pasado la edad de 70 años. Una jubilación forzosa para los funcionarios de los cuerpos docentes universitarios, aunque sigue de rector de la UIMP cobrando el sueldo correspondiente y con todas las atribuciones del cargo de todos los rectores de las Universidades Públicas Españolas (ninguno de ellos, como es lógico, jubilado) y sin que la UIMP convoque el patronato para la elección de rector, por cuatro años, y aprobación de sus cuentas públicas.

Muchos interrogantes siguen sobre la mesa: ¿Cómo el Ministro de Educación, Iñigo Méndez de Vigo, está permitiendo este continuo incumplimiento de la legalidad? ¿Qué opinan los demás rectores de Universidad en España, ahora callados, que saltaron rápidamente a la luz pública cuando se acusó de plagio al Rector de la Universidad Rey Juan Carlos, Fernando Suárez? ¿Qué se trata de esconder ahora y de callar? ¿Es que no hay recambio por parte del Ministerio de Educación para Nombela y por eso se está en este impasse? Lo cierto es que este tipo de comportamientos daña la credibilidad de la Universidad española y, por consiguiente, su imagen pública.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

@jlgaliacho