Menú Portada
Jaleo en la zona hispanohablante de la parrilla. Rumores de cambios para Checo Pérez, Pastor Maldonado y Fernando Alonso

Entre latinos anda el juego: los hispanohablantes de la parrilla, más que en entredicho, lo que están es algo revueltos

Octubre 20, 2013

El mexicano Checo Pérez llegó hace dos años a Sauber de la mano de Telmex y lo hizo realmente bien. En su primera temporada se adaptó a la categoría y en la segunda superó a su compañero Kamui Kobayashi. De manera inesperada, McLaren le contrató para ocupar el hueco dejado por Lewis Hamilton, pero su 2013 no está siendo como le hubiera gustado, y por añadidura sufre la llegada a un equipo al que le resulta tradicionalmente difícil lidiar con los latinos -recordar Montoya, Alonso, Senna-. El de Guadalajara acumula poco más de un tercio de los puntos de su compañero Jenson Button, y aunque muchos le sitúan fuera del equipo para el año que viene, los responsables de su escudería dan por bueno su concurso. El problema es que cuando le pregunta acerca de su renovación al responsable, Martin Whitmarsh dice abiertamente que “de momento no hay una prisa desgarradora por hacerlo“, y alimenta las dudas.

Maldonado y su contrato

El caso de Pastor Maldonado parece ser otro. En una fea jugada política de la oposición alguien de su país colgó en Internet el contrato entre la petrolera PDVSA y su escudería cuando aterrizó en El Circo. Al venezolano se le colgó el sambenito de “piloto-de-pago” de manera automática, y lo que es peor: “piloto-de-pago-del-gobierno-de-Chávez“. En estos días medios de Caracas se hacen eco de un escándalo de corrupción en el seno de su gobierno, y a resultas de ello, las ayudas a pilotos venezolanos se van a congelar. Ernesto José Viso, que disputa la Indy en EEUU ya ha cancelado su participación en la última prueba, y muchos temen que Maldonado siga su camino.

A excepción de su victoria en Montmeló 2012, su perfil no ha brillado excesivamente en los tres años que lleva en Williams, y aunque afirma a través de las redes sociales que su relación con el equipo es perfecta -lo mismo que dicen sus ingenieros-, no escapa a nadie que lleva todo el año quejándose de un coche que no es bueno, algo que salta a la vista. En esta pareja, ninguna de las dos partes avanza, y las relaciones que no crecen, tienden a morir.

Salto fallido desde la GP2

El que ponga en duda la valía de estos dos, debería tener en cuenta que ambos venían, uno de ganar y el otro de quedar segundo en la categoría inmediatamente inferior, la GP2. Su siguiente paso lógico no era otro que poner sus pies en la Formula 1, y lo de la aportación dineraria por parte de sus patrocinadores era pura anécdota: hubieran llegado al mismo sitio antes o después. El problema es que hoy día sin ayudas, no llegas aunque seas un fenómeno. De hecho el asfalto de los circuitos está regado de los cadáveres deportivos de decenas de pilotos que podrían haber hecho un papel decente en la F1, pero sus pies quedaron atascados en el lodazal financiero necesario para seguir avanzando en el deporte más caro del mundo.

No es el caso de Serguei Sirotkin, un ruso que llega a la F1 apoyado por quintales de petrorublos y que este año consiguió un cuarto puesto en las World Series by Renault como mejor resultado. Su siguiente mejor marca fue decimosegundo. En trece de dieciocho carreras no puntuó. El propio piloto admite no estar preparado para la F1 pero espera estarlo para su primera carrera. No debería perder de vista que todo lo relacionado con las carreras, es un deporte de riesgo… físico.

Fernando Alonso y el continuo rumor sobre su futuro

Fernando Alonso da por perdido este Mundial y aunque lo haya dicho por activa, pasiva, perifrástica y por voz de su jefe Domenicali, todo indica que seguirá vestido de rojo, pero arrecian los rumores de una posible marcha en dirección McLaren, desde donde no dejan dudas de que le quieren al igual que su nuevo proveedor de motores, Honda. Lo que vaya a ocurrir sólo él lo sabe, pero lleva cuatro años en Ferrari sin pillar ni un título y las pistas que dejan las cábalas con miras a 2014 tampoco son alentadoras. En el Mundial menos previsible en lo que va de siglo ocurrirá cualquier cosa y una de ellas es que pueda que se harte de no ganar… o no. A saber.

Por cierto, Alonso presentará su equipo ciclista en el próximo Tour, mientras que el Euskaltel se ha ido directamente al cuerno. Alguien ha salido perdiendo en todo aquel jaleo, y no es asturiano.

José M. Zapico/Virutas
@VirutasF1