Menú Portada
Obtuvo 3.337 millones de euros de beneficios

Endesa repartirá un dividendo de 0,76 euros por título a sus accionistas

Abril 27, 2015

La compañía energética ha aprobado en su junta de accionistas el reparto del dividendo con cargo a los resultados de 2014.


Endesa califica de “muy atractiva” su política de remuneración, en la que asume el compromiso de elevar un 5% el dividendo al menos en 2015 y 2016. Para cumplir este objetivo, el consejo de administración está dispuesto si fuera necesario a distribuir el 100% del beneficio neto.

El reparto de este dividendo de carácter complementario, cuyo coste para Endesa asciende a 805 millones de euros implica la distribución entre los accionistas del 85% del beneficio obtenido durante el ejercicio.

Su abono se realizará el 1 de julio y se sumará al de los dos dividendos extraordinarios pagados en los últimos seis meses, uno de ellos fruto de la venta de los activos latinoamericanos y otro, de la reestructuración financiera posterior para alinear el apalancamiento con las compañías comparables.

Borja Prado, presidente de la compañía, defendió el reparto de estos dividendos por resultar “coherentes” con los resultados de la compañía y con “el mantenimiento de su tradicional solidez financiera”.

Además, el ejecutivo ha destacado que “todo hace pensar que vamos a afrontar un escenario económico y regulatorio bastante diferente y mejor” y asegura que el plan de la compañía se va a hacer “desde la posición reforzada que nos proporciona la reestructuración que acabamos de concluir”.

Asimismo, Prado ha explicado que la empresa está decidida a “continuar liderando el desarrollo de un nuevo modelo energético basado en la innovación, en la eficiencia y en la electrificación de la demanda, como supusieron los proyectos de telegestión, las redes inteligentes los nuevos productos y servicios, junto con la generación distribuida”.

La nueva Endesa

Esta política se aplica como parte de una etapa a la que la eléctrica denomina Nueva Endesa y que se encuentra marcada por la reestructuración societaria tras la venta de los activos latinoamericanos a la matriz y un mayor enfoque en el mercado ibérico.

La nueva etapa también se encuentra condicionada por la OPV que permitió colocar en Bolsa un 22% del capital y que permite a la eléctrica disfrutar de “una base de accionistas más amplia y diversificada”. La rentabilidad total de las acciones ya ronda el 40%.

Durante su intervención, el consejero delegado de Endesa, José Damián Bogas, se ha mostrado satisfecho “por el conjunto d excelentes resultados cosechados y por el arranque de una nueva etapa empresarial” y ha explicado que “con la pasada OPV, la compañía se benefició de una base de accionistas más amplia y diversificada y de un incremento sustancial en los volúmenes de títulos negociados en el mercado”.