Menú Portada
El índice mas prestigioso en materia de cambio climático, da una puntuación de 85 sobre 100

Endesa, la primera eléctrica mundial en la lucha contra el cambio climático

Abril 28, 2009

•La reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2), la estrategia para alcanzar este objetivo, la transparencia en la publicación de datos de emisiones (directas e indirectas), el desarrollo de energía limpia, el fomento de I+D (destacando la captura y almacenamiento geológico de CO2) y la comunicación interna y externa de su política e iniciativas de cambio climático, son los elementos que destaca el informe sobre Endesa

pq_761_Borja-Prado.jpg

ENDESA ha obtenido la mayor puntuación entre las eléctricas de todo el mundo en la lucha contra el cambio climático, según el índice de Carbon Disclosure Project (CDP), el más prestigioso en materia de cambo climático. Según el índice, ENDESA, con 85 puntos sobre 100, es la eléctrica que emplea las mejores prácticas, ya que da respuestas de alta calidad y con descripciones detalladas de los riesgos y las oportunidades que plantea el cambio climático a la propia empresa, así como las estrategias que utiliza para incorporar el cambio climático a sus actividades principales.

Carbon Disclosure Project es una organización sin ánimo lucro gestionada por más de 385 inversores de todo el mundo, que suman activos por valor de 57.000.000 millones de dólares (44.000.000 millones de euros). CDP obtiene la información a través una encuesta detallada, que es enviada al presidente del consejo de administración de las mayores empresas del mundo en términos de capitalización bursátil. Los datos y respuestas al cuestionario anual del CDP proporcionados por las empresas suministran información vital para los inversores en cuanto al impacto actual y la perspectiva del riesgo que el cambio climático puede significar para sus carteras de valores. Desde su creación en el año 2000, esta información constituye un recurso importante para sus decisiones de inversión, y para crear nuevos productos ligados a los riesgos y oportunidades del cambio climático.

En el Informe del Sector Eléctrico 2009 el CDP evalúa la respuesta al cuestionario de las 110 mayores eléctricas a nivel mundial, analizando, entre otras cosas, su mix de generación, su intensidad de emisiones, y las inversiones en tecnologías y servicios emergentes y bajos en carbono. De esta manera, identifica a las 12 empresas que demuestran más esfuerzo, reflexión, claridad y detalle en su respuesta pública.<br />
ENDESA, que lleva participando en el CDP desde su creación, lidera en 2008 el ranking de las eléctricas a nivel mundial gracias a su estrategia de cambio climático, que está integrada y en línea con la estrategia general de la empresa. El informe ha destacado de ENDESA la reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2) y la estrategia para alcanzar este objetivo, la transparencia en la publicación de datos de emisiones (directas e indirectas), el desarrollo de energía limpia, el fomento de I+D (destacando la captura y almacenamiento geológico de CO2) y la comunicación interna y externa de su política e iniciativas de cambio climático.

Conclusiones del informe

Las grandes empresas se están tomando el problema del cambio climático cada vez más en serio. Así lo demuestra el hecho de que el 74% de las principales compañías mundiales haya establecido objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, si bien sólo el 56% los especifican. Ésta es una de las principales conclusiones del informe de Carbon Disclosure Project 2008. Así, la mayoría de las empresas consultadas comunican a sus accionistas y otros grupos de interés sus políticas relativas a la lucha contra el cambio climático. De hecho, el 85% comunica de manera transparente su nivel de emisiones, tanto las generadas durante el proceso de producción eléctrica, como las contabilizadas por la compra de energía.

Otra de las conclusiones destacadas del informe es la inquietud que muestran las grandes compañías por la incertidumbre regulatoria en la era post-Kioto (a partir de 2013) y que definen como “un factor de riesgo clave”. Con la vista puesta en la Conferencia del Clima de Copenhague, que se celebrará en diciembre de 2009, las empresas alertan sobre la “política del esperar y ver” y el retraso de las decisiones de inversión estratégicas para luchar contra el calentamiento global que resultaría de la ausencia de acuerdos en esta cumbre. Por contra, una regulación clara y duradera proporcionaría oportunidades a las empresas en la próxima década, tales como al comercialización de nuevos productos y servicios, o la inversión en proyectos de energías renovables. Buena parte de las empresas de sectores como la distribución o las utilities ha puesto en marcha procesos estandarizados y eficientes para coordinar sus políticas medioambientales e introducir el factor cambio climático en el desarrollo de su negocio, ya que son conscientes de los beneficios en materia de reputación que estas decisiones generan.