Menú Portada
Para compensar las emisiones de sus oficinas centrales

Endesa inicia la plantación de 700.000 árboles

Marzo 3, 2009

Endesa en línea con su compromiso con la ecoeficiencia y el desarrollo sostenible ha dado comienzo a su Programa de Compensación del 100% de las emisiones derivadas de los consumos energéticos de su sede social, en Madrid, dentro de su Plan de Ecofiencia.

pq_716_endesa.jpg

El Programa de Compensación prevé la reforestación de 700 hectáreas en tres años produciendo un efecto sumidero que permitirá durante los próximos 25 años compensar las emisiones de CO2 derivadas de los consumos energéticos de su sede social. Según la auditoría energética realizada sobre el edificio, que cuenta con una superficie equivalente a diez campos de fútbol, para una absorción del 100% de las emisiones es necesaria la plantación de unos 700.000 árboles.

El actual plan de reforestación, ya iniciado, se lleva a cabo en terrenos de As Pontes, en A Coruña, propiedad de Endesa, y además de compensar las emisiones generará biodiversidad en terrenos que se dedicaban a la explotación minera.

La compensación de emisiones de la sede es una de las fases iniciales del Plan de Ecoeficiencia, que contempla como siguientes pasos compensar las emisiones de las sedes territoriales de ENDESA, el programa de Huella Ecológica (emisiones de los empleados de la compañía) y como fase final la compensación de emisiones de los clientes.

El Plan de Ecoficiencia además de las compensaciones incluye ahorros en el consumo energético y tiene previsto una reducción en un 24 % en la sede social, lo que redundará en menores emisiones. En este sentido, Endesa ya está trabajando en diversas iniciativas de ahorro energético (Sistema de Gestión Medioambiental). Este ha sido el caso de la campaña del pasado verano (aumento en 2 grados de la temperatura en oficinas con menor potencia en el aire acondicionado) con la que se consiguió un ahorro energético de 120.000 KWh, equivalente a la no emisión a la atmósfera de 113 toneladas de CO2.

Con las medidas aplicadas en el Sistema de Gestión Medioambiental, la compañía ha reducido, hasta 2008, el consumo de electricidad en más de un 18%, el de gas en un 27% y el de agua en cerca de un 29% en comparación con 2004, primer año completo en el que el edificio estuvo ocupado. El ahorro eléctrico en estos cuatro años ha supuesto la no emisión de 3.000 toneladas de CO2 (500.379 árboles equivalentes).