Menú Portada
Endesa tiene previsto participar en proyectos de desarrollo de esta tecnología que permitan realizar trabajos ligeros equipando a los drones con brazos robóticos.

Endesa despliega 14 drones para revisar sus líneas eléctricas en España

Mayo 4, 2015

Estos aparatos teledirigidos agilizan las inspecciones, mejoran la calidad y continuidad del servicio y ofrecen mayor seguridad, ya que, al evitar el trabajo de los técnicos sobre la red, no se tiene que cortar el suministro.

pq_929_endesa.jpg

Endesa ha desplegado en España un total de 14 drones para revisar sus líneas eléctricas. Estos drones se utilizarán en todos los territorios en los que Endesa tiene tendidos eléctricos: Cataluña, Andalucía, Aragón, Baleares y Canarias. El uso de estos aparatos aéreos no tripulados sirve como complemento de las inspecciones con helicóptero, sobre todo para revisar las zonas de difícil acceso. De este modo, se facilita la labor de los técnicos, lo que supone una mejora en la seguridad de la ejecución de las tareas.

En Cataluña, donde ya se utilizan desde 2013, están trabajando 7 de estos aparatos con muy buenos resultados gracias a las grabaciones de alta calidad. La utilización de los drones permite agilizar las inspecciones, ya que, al evitar el trabajo de los técnicos sobre la red, no se tiene que cortar el suministro. Además, mejora la calidad y continuidad del servicio al mismo tiempo que ofrece mayor seguridad a los trabajadores que realizan las inspecciones.

Buena experiencia en Cataluña

Tras los buenos resultados obtenidos en Cataluña, Endesa está abordando el proceso de formación de los pilotos de los 7 drones disponibles para el resto de sus líneas en España, que estarán completamente operativos antes del mes de junio.

Además, la empresa tiene previsto participar en proyectos de desarrollo de esta tecnología que permitan realizar trabajos ligeros equipando a los drones con brazos robóticos.

Controlar el estado de los corredores de seguridad

Endesa utiliza también estas aeronaves no tripuladas para controlar el estado de los corredores de seguridad que se encuentran ubicados por debajo y a los lados del tendido eléctrico y que actúan como cortafuegos. Los drones pueden utilizarse asimismo para hacer reconocimientos aéreos de estas zonas en caso de emergencia.

Estos aparatos son capaces de despegar y aterrizar por sí solos mediante propulsión eléctrica, y pueden mantener la posición y altura de forma automática gracias a un GPS y un control barométrico. Además, como medida adicional de seguridad, incorporan un sistema que, en caso de pérdida de señal, retorna el aparato al punto de partida.

Estos aparatos teledirigidos están equipados con cámaras de alta resolución y termográficas. Su peso ronda los cuatro kilos y tienen una dimensión de unos 75 centímetros de diametro, incluyendo las aspas, que pueden ser cuatro, seis u ocho. Para garantizar una buena visibilidad, las cámaras de los drones que utiliza Endesa están dotadas de estabilizadores giroscópicos que permiten captar imágenes de la línea eléctrica con una gran calidad y nitidez.