Menú Portada
Para eliminar el déficit tarifario

Endesa defiende dos subidas del 10% en el recibo de la luz

Mayo 9, 2011
pq_927_borja_prado.jpg

Endesa calcula que serán necesarias “un par de subidas” de los peajes de electricidad “del orden de las que ya se han visto” en abril, esto es, similares cada una de ellas al 10%, para equilibrar el sistema y evitar que se genere déficit de tarifa.

“Necesitaríamos una o dos subidas de la magnitud de las que ya hemos visto en el segundo trimestre”, afirmó el consejero delegado de la compañía, Andrea Brentan, en declaraciones a la prensa. El incremento en abril de esta variable no se reflejó en el precio final de la tarifa gracias a la bajada en una proporción similar del coste de la energía.

“Si no se disminuyen los recortes de los fotovoltaicos, creo que sería suficiente para alcanzar bastante pronto este equilibrio. Estoy hablando de los próximos años porque creo que este año no se van a hacer”, añadió.

Durante su discurso ante la junta general de accionistas, el directivo consideró “necesario” elevar la parte regulada de las tarifas eléctricas “tal y como se ha empezado a hacer en 2011” con el objetivo de acabar con el “lastre” del déficit de tarifa.

“Esta senda de aumento tendrá que seguir en el futuro hasta alcanzar el equilibrio necesario para eliminar la creación de nuevo déficit”, añadió el directivo. La parte regulada de la tarifa es, junto a coste de la energía, uno de los dos principales componentes del precio final.

Endesa, explicó Brentan, ha financiado el 60% de la deuda del sector eléctrico y tenía pendiente de cobro 9.186 millones antes del inicio este año de la colocación del déficit en el mercado. Tras la puesta en marcha de este proceso, la eléctrica ya ha recuperado 3.116 millones y “confía en que el proceso de titulización siga en adelante a este ritmo”, señaló.

El directivo consideró que, tras la aprobación del real decreto ley 14/2010, la regulación se ha hecho “más estable y predecible”, y ha eliminado “incoherencias y desproporciones”, entre ellas las relacionadas con “los esquemas de retribución a la fotovoltaica”.

En todo caso, consideró necesario poner en marcha medidas adicionales que ofrezcan una remuneración adecuada a las centrales térmicas de respaldo y que mejoren el mecanismo de formación de precios en el mercado.

Por su parte, el presidente de Endesa, Borja Prado, abogó por “profundizar en la liberalización de precios” y por un sistema de tarifas “sólo para casos excepcionales”. “Las tarifas reguladas acaban generando un déficit que tarde o temprano acaban pagando otros consumidores”, advirtió.

En cuanto a la nueva regulación, Prado advirtió, sin hacer alusiones concretas, de que “parece que otros agentes no quieren asumir lo que les corresponde y con su actitud están poniendo en grave riesgo la eficacia de tales medidas”.

Junto a esto, coincidió con Brentan al expresar su confianza en que antes de que concluya el año puedan colocarse en los mercados la deuda eléctrica pendiente y aseguró que, en la nueva regulación, su compañía ha asumido “sacrificios”.

Prado también defendió una “remuneración de mercado” para las inversiones y aseguró que en los últimos años esta partida ha sido “inferior al coste de capital”. “No es un modelo sostenible, y llegará un momento en el que no habrá dinero para financiar inversiones”, advirtió.