Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

En la época más sensible para la convivencia entre religiones, cuatro de cada 10 nacimientos extranjeros en España pertenecen a nacionalidades mayoritariamente musulmanas

Abril 20, 2017

La demografía española languidece y las proyecciones alertan que dentro de 50 años la población habrá perdido más de cinco millones de habitantes, debido al descenso de nacimientos. El presidente turco, Erdogan, anima a sus “hermanos musulmanes” a que “tengan cinco hijos” para combatir la “cruzada” de Europa.

nacimiento musulmanes

Galicia, Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura, Asturias, Castilla y León y La Rioja son las siete Comunidades Autónomas que conforman el Foro de Regiones Españolas con Desafíos Demográficos. Un lugar de encuentro y trabajo en el que los actores nacionales buscan soluciones al declive demográfico en el que se encuentra el quinto país más poblado de la Unión Europea. Los problemas más acuciantes para la población española son su progresivo envejecimiento, provocado por un frenazo a la mortalidad, y una gran caída de la natalidad, y su dispersión, ya que España posee una densidad de población inferior a la mayoría de las naciones occidentales.

Muchos años de saldos vegetativos negativos han llevado al Consejo de Ministros a tomarse en serio este problema y a escuchar a las comunidades que constituyen el foro demográfico. Así pues, el Consejo de Ministros en su reunión del 7 de abril de 2017, ha aprobado el acuerdo por el que se crea el Grupo de Trabajo institucional para la Estrategia Nacional frente al reto demográfico. Un grupo interinstitucional del que podrán formar parte representantes de las distintas administraciones públicas, con el objetivo de analizar y estudiar las medidas que puedan incorporarse a la Estrategia Nacional. La situación no es para menos ya que las proyecciones demográficas del Instituto Nacional de Estadística advierten que, de mantenerse las tendencias demográficas actuales, la población de España iniciaría a partir de 2017 un descenso ininterrumpido, de forma que podría perder en los próximos 15 años 552.245 habitantes (un 1,2%). Dentro de 50 años, el descenso superaría los 5,3 millones de habitantes (un 11,6%) y la población se reduciría hasta 41,1 millones en 2066, principalmente, por el progresivo aumento de defunciones y disminución de nacimientos, con un saldo vegetativo negativo -que sería especialmente acusado a partir del año 2040- y que no se vería compensado por el saldo migratorio.

Según Erdogan, los turcos son el futuro de Europa

Mientras esto sucede en España, allende el Bósforo, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan parece tener la respuesta a la crisis demográfica que asola Europa. El político otomano, en plena polémica por los refugiados de Oriente próximo y las distintas opiniones que existen respecto a qué hacer con él área de libre circulación Schengen,  ha pedido a los inmigrantes turcos que viven en Europa que “tengan cinco hijos” para aumentar su presencia en el continente dado que son el “futuro de Europa”. Eso es lo que afirmó Erdogan en un acto en la ciudad turca de Eskisehir en el que conminaba también a sus compatriotas a instalarse en el viejo continente a través de la apertura de nuevos negocios. “Esa es la mejor respuesta a la vulgaridad, el antagonismo y las injusticias contra ustedes”, agregó. No es la primera vez que Erdogan se dirige a  todos sus “hermanos musulmanes” de Europa para mostrar su apoyo frente a la “cruzada” que el mandatario turco dice que se vive en Occidente.

Sin embargo, no parece necesario que Erdogan anime a sus paisanos a perpetuar su estirpe en el continente europeo. Y para demostrarlo no hay más que analizar los datos demográficos que publica en España el Instituto Nacional de Estadística (INE), relativos al año 2015. Tal y como se puede apreciar en el cuadro que se adjunta, del total de nacimientos producidos entre las fronteras nacionales (419.109), un 18% (75.316) lo son de madres de nacionalidad extranjera, distinta a la española. De todos estos, 28.131 o lo que es lo mismo, un 37,35% son nacimientos de nacionalidades pertenecientes al mundo islámico o musulmán, siendo estos países aquellos que tienen al islam como religión mayoritaria. Esto es, casi 4 de cada 10 nacimientos extranjeros en España son de nacionalidad musulmana. De este modo, en Europa se han registrado 48 nacimientos de Albania. De países de África, destacan Argelia (1.235), Camerún (79), Costa de Marfil (48), Egipto (62), Gambia (334), Guinea (164), Guinea Bissau (60), Mali (325), Marruecos (21.685), Mauritania (163), Nigeria (1.134), Senegal (1.015) o Túnez (40). De países americanos, Bangladesh (291), Pakistán (1.336) o Siria (112).

cuadro-naciomientos

Pese a los datos incuestionables del aporte mayúsculo que la comunidad musulmana allega a la población española no parece está la mejor manera de liquidar el reto demográfico al que se enfrenta Europa. El viejo continente, más viejo que nunca, se encuentra amenazado por las acciones de los lobos solitarios que para ejecutar sus planes de la Yihad, cuentan con el apoyo prestado por numerosos cómplices. Por un lado, están los propios nativos europeos, jóvenes abducidos por los cantos de sirena del Estado Islámico, y por otro, refugiados que entran en Europa gracias a los Planes de Acogida impulsados por Bruselas para dar asilo a cientos de miles de personas que huyen de la guerra, pero entre los que también se ocultan simpatizantes del Daesh. Así lo ratifica el pasaporte sirio encontrado en la sala de fiestas Bataclan, donde perecieron 89 inocentes almas. El documento pertenece a un joven nacido en 1990 (de apenas 25 años), y que como explicó el jefe de la policía griega Nikos Toscas“pasó por la isla de Leros el 3 de octubre de 2015 donde se le identificó de acuerdo a la normativa de la UE”.

 

Doinel Castro