Menú Portada

En defensa de su honor

Marzo 17, 2014

El invierno no está dispuesto a decir adiós y a marcharse por la puerta de atrás. Y menos a consentir que le ningunee una primavera que ha entrado como Putin en Crimea, como un elefante en una cacharrería, con temperaturas que rozan los 30 grados en la comunidad Valenciana, valle del Guadalquivir y ambiente de manga corta en el alto Ebro con valores de 25 grados. 

Martes 18 de marzo, con el anticiclón que no pierde ni el mando y su posición en el atlántico, pero que va a permitir que los vientos del norte, llene de nubes la cornisa cantábrica, donde se escaparan alguna lluvias débiles a primeras hora en la costa de Coruña y Lugo y a medida que avance la jornada los chubasco se trasladarán a la parte más oriental y pirineos. Durante la tarde su pueden producir algunas fenómenos tormentosos en el sistema central, la sierra de Gredos y la ibérica de Guadalajara. Nubosidad en aumento también en el sur de la península y en torno al mediterráneo, donde se descartan que las lluvias se sumen a las Fallas pero donde las temperaturas se irán moderando 18 grados para el domingo 23.

Además del aumento de la nubosidad y de las lloviznas por el tercio norte, estaremos muy atentos a las temperaturas que toman caminos distintos. Las mínimas al alza, La Bañeza en León, de rozar  la helada despiertan con 6 grados, mañana cubierta pero muy agradabley por el contrario la máxima se descalabran, Celadas en Teruel, comenzaban la semana presumiendo de 21 grados y la acabarán el domingo no pasando de los 7 de máxima, puro invierno, aunque se haya marchado.

En 48 horas estaremos asistiendo a un relevo de estación y quién sabe si también de papeles  entre el invierno y la primavera porque estamos ante un tiempo muy cambiante.

“Marzo vuelve el rabo, y si al principio cordera, a la postre fiera”.