Menú Portada
Contarán con 285 delegados sindicales, sin contar con los que por Ley participan en los Comités de Salud Estatal y Provincial

En Correos no hay crisis: el nuevo Convenio Colectivo establece privilegios desorbitados

Octubre 26, 2011

Los empleados de la Sociedad Estatal podrán solicitar, en anticipos y préstamos, hasta 4.500 euros sin intereses con una amortización de 24 meses

Se incorporan ayudas para tratamiento de la Salud no cubiertos por la Seguridad Social o MUFACE como son: audiovisuales, bucales, de salud mental, motrices o sicomotrices y crónicos de la alimentación.


El nuevo Presidente de Correos, el socialista Ángel Agudo San Emeterio, nombrado el 26 de agosto de 2011, se encontró firmado el III Convenio Colectivo de la Sociedad Estatal de Correos y TelégrafosDicha firma se ha producido bajo la Presidencia de su antecesor, Alberto Lafuente Félez (nombrado Presidente de la Comisión Nacional de la Energía el 15 de Julio), y los Sindicatos CC.OO, UGT, CSIF y Sindicato Libre el pasado 5 de abril.

Los privilegios que sus empleados disfrutarán a partir de dicha firma y hasta el 31 de diciembre de 2013 son notorios. Gracias a la presión que han venido ejerciendo los sindicatos, la Dirección de Correos ha hecho  unas concesiones que a más de uno le parecerán desorbitadas, dentro del Convenio Colectivo de la Sociedad Estatal, cuando la consigna más manida dentro del propio Gobierno y las Organizaciones Sindicales de cara a la sociedad es la del ahorro y la austeridad ante la preocupante crisis económica que aniquila al país.

Según aclara la propia empresa, y secundan los sindicatos, “las difíciles circunstancias del entorno postal” obligan a tomar las medidas necesarias para superar la compleja situación actual, y es “imprescindible que ambas partes contribuyan en la confluencia” de sus propios intereses. Pues dicho y hecho.

En lo que se refiere a las condiciones de empleo y contratación, el Convenio establece la creación de una Comisión Central con unas competencias casi ilimitadas. Entre otros puntos, se reserva la negociación, con carácter previo e independiente a cualquier decisión que tome la empresa, en las reestructuraciones de servicios o traslados de centros de trabajo, en cualquier asunto que afecte a las plantillas de las distintas delegaciones en todo el territorio nacional, en lo que afecta a sus jornadas, horarios, turno y sistemas de trabajo. Vamos, que la susodicha Comisión tiene plenos poderes para hacer y deshacer, sin que la empresa tenga potestad para intervenir. En otras palabras, los trabajadores de Correos quedan a partir de ahora blindados, y asuntos como el absentismo laboral, la falta de motivación o el poco rendimiento, tan de moda en estos tiempos y que constituyen uno de los males endémicos de nuestro sistema laboral, pasan a un segundo plano y será muy difícil lmeterles mano a aquéllos que no cumplan en sus puestos de trabajo.

Respecto a los procesos de ingreso y de convocatoria en bolsas de empleo temporal, la Comisión de Empleo Central coloca a partir de ahora su anagrama junto al de Correos, “en todos y cada uno de los documentos correspondientes”, específica, por lo que pasa a controlar de manera directa quién entra y quién sale de la empresa. Con este nuevo Convenio, la Comisión también pasa a recibir información periódica sobre la cobertura del empleo, además de conocer los criterios de organización, concentración, modificación o supresión de los Servicios Rurales de Correos, ámbito en el que también tendrá jurisdicción para decidir sobre el futuro de posibles nuevos empleados o de los ya existentes. Por si fuera poco, la Comisión Central podrá, “en cualquier momento”, modificar o revocar las decisiones adoptadas por las delegaciones territoriales.

En el apartado de política formativa, la empresa se ve obligada a elaborar y entregar un documento a la Comisión en el que debe aclarar cómo son los cursos que imparte, a qué colectivos van dirigidos y el presupuesto del que dispone para tal fin. Pero los sindicatos no se quieren quedar cortos en este apartado y, con cargo a los Fondos de Formación, también toman cartas en el asunto y controlarán el dinero destinado a formación, medios y materiales didácticos, alojamiento, manutención y desplazamiento. La sombra de la ex ministra Bibiana Aído también planea sobre el nuevo Convenio Colectivo, que implanta un plan de igualdad para el desarrollo de políticas equitativas entre hombres y mujeres en todos los ámbitos laborales de Correos.

Las grandes ventajas
  • Acción social
           Ayudas para tratamiento de la Salud no cubiertos por la Seguridad Social o MUFACE como son: audiovisuales, bucales, de salud mental, motrices o sicomotrices y crónicos de la alimentación.
 

          Ayudas destinadas a subvencionar la contratación de plazas en Escuelas Infantiles o Centros de Educación Infantil para hijos/s de hasta tres años.

 

          En materia educativa, los jóvenes con edades comprendidas entre los 0 y 24 años recibirán ayudas para sufragar sus gastos escolares, libros y material necesario para acudir al centro docente. En el plano universitario, la Comisión también consigue que se sufrague el coste de la matrícula y demás gastos de inscripción en los estudios universitarios cursados por el personal laboral de Correos.

 

          En anticipos y préstamos, podrán solicitar hasta 4.500 €. sin intereses con una amortización de 24 meses.

 
  • Participación, seguimiento y negociación colectiva
 

          Se acuerda constituir una Comisión Paritaria compuesta por 5 miembros de la empresa y 5 de la parte social. Las funciones son: la interpretación y desarrollo del Convenio y la vigilancia del cumplimiento colectivo de lo pactado así como la Mediación y Aplicación.

 

          Comisión de Empleo Central dependiente de la Comisión Paritaria con 5 miembros de cada parte. Se constituirá en Comisión de Traslados para el desarrollo y ejecución de los mismos.

 

          Comisión de Empleo Provinciales dependientes de la Comisión de Empleo Central con la misma composición. Se entiende que se constituirán 52 Comisiones de Empleo Provinciales.

 

          Comisión de Tiempo de Trabajo dependiente de la Comisión Paritaria. Actuará cuando alguna de sus competencias excedan del ámbito provincial.

 

          Comisión de Acción Social. La Comisión Paritaria se constituirá en Comisión de Acción Social para el desarrollo de sus competencias.

 

          Comisión de Formación con  los sindicatos firmantes para el desarrollo de la misma.

 

          Comisión Estatal de Salud Laboral con la composición que la Ley determina en función del número de plantilla.

 

          Comités Provinciales de Seguridad y Salud con la composición y competencias que la Ley determina en el ámbito provincial.

 

          Comisión de Igualdad, órgano paritario entre la empresa y sindicatos firmantes para el desarrollo, seguimiento y cumplimiento del Plan de Igualdad.

Así, en el artículo 25 del Convenio titulado “Garantía para el correcto funcionamiento de las anteriores Comisiones”: “La empresa, previa negociación en la Comisión Paritaria, asignarán medios suficientes para garantizar que las Comisiones previstas en el presente Título puedan desarrollar adecuadamente sus funciones durante la vigencia del presente Convenio Colectivo. Las cantidades correspondientes se asignarán previa solicitud de las organizaciones sindicales interesadas”.

Llama la atención que en un Convenio Colectivo no figure un apartado de Derechos Sindicales. Se puede interpretar por la redacción del artículo 25 que la Comisión Paritaria determinará y asignará a las organizaciones sindicales, previa solicitud, las cantidades correspondientes a los gastos que se produzcan de la actividad sindical dentro de la empresa. Si sumamos los componentes de la parte social en las Comisiones constituidas podemos calcular entorno a 285, sin contar con los que por Ley participan en los Comités de Salud Estatal y Provincial. A estos efectos Correos tiene delegaciones en las 52 provincias.

Sería bueno saber cuánto gasta Correos en dietas, viajes, kilometraje, comidas y demás gastos sindicales, teniendo en cuenta todas las reuniones que tienen anualmente tantos representantes sindicales.

Daniel Leguina