Menú Portada
LA MEMORIA DE ESPAÑA (IX)
Nombres ilustres colaboraron con el régimen franquista e intervinieron directamente en las repatriaciones

Embajadas, consulados y Falange se encargaron de hacer las listas de los repatriados

Septiembre 16, 2008

Finalizada la Guerra Civil Española se iniciaron la búsqueda y todos los trámites oportunos para la repatriación de los niños republicanos exiliados
Muchos de esos padres que fueron a recoger a sus hijos, fueron encarcelados una vez identificados
Durante la Guerra, el Gobierno rebelde de Franco nombró agente de España en Londres al Duque de Alba, padre de la actual duquesa


Finalizada la Guerra Civil Española se iniciaron la búsqueda y todos los trámites oportunos para la repatriación de los niños republicanos exiliados en el extranjero. Los organismos utilizados para esa labor fueron las embajadas, consulados y especialmente la Falange. Extraconfidencial.com muestra en este artículo las dificultades de esa misión y listados de algunos repatriados a España.
A la alegría de volver a abrazar a sus hijos de los que no sabían nada desde hacía varios años, existía en sus familiares un miedo comprensible, la identificación. Muchos de esos padres que fueron a recoger a sus hijos, fueron encarcelados una vez identificados.
Prefiero que mis hijos vivan con padres adoptivos a que se críen sin sus verdaderos padres”. Esta fue la trágica decisión de muchos de los padres que teniendo conocimiento de la repatriación de sus hijos, renunciaron a ellos. Normalmente siempre quienes iban en su busca eran sus abuelos, familiares próximos e incluso sus madres; el requisito obligado eran los datos personales, domicilio, nombre completo del esposo… si estaba fallecido o desaparecido debía demostrarlo documentalmente. La sólo presencia para reclamar a sus seres queridos tenía como consecuencia el arresto e ingreso en prisión.
En capítulos anteriores hemos hecho mención a innumerables secuestros, ventas y adopciones ilegales que se produjeron con los niños exiliados al extranjero. Extraconfidencial.com muestra un escrito de los muchos en nuestro poder en la que podemos leer la negativa de muchos franceses a devolver a los niños a sus padres legítimos.
Es curioso que jamás ninguna asociación ni plataformas se hayan interesado por lo que ocurrió con los llamados “Niños de la Guerra”. Aseguramos que algunos de ellos aún malviven en España después de su regreso en 1956 con una pensión ridícula. Trabajaron toda su vida en Rusia, pero la antigua URSS se desentendió a la hora de recompensar sus años de trabajo con la pensión de jubilación. ¿Dónde estaban las asociaciones, las plataformas, los gobiernos de España?

Carta del Duque de Alba

Durante la Guerra, el Gobierno rebelde de Franco nombró agente de España en Londres al Duque de Alba, padre de la actual duquesa. Entre la documentación que obra en nuestro poder figura una carta del Duque al general que fecha como “segundo año triunfal. 21 de junio de 1938“. En ella hace referencia a la situación de una treintena de niños refugiados en un colegio de huérfanos y a que algunos padres de esos niños, residentes en Francia o en la “zona liberada” nos e quieren hacer cargo de los mismos. El propio Duque se brinda al Caudillo a hacer algo al respecto: “Como podrá ver por la lista adjunta, tienen padre y madre, o por lo menos uno de ellos, en la zona liberada. Agradecería a V.E. de si fuese posible repatriar a estos, rogando me autorice a tomar yo por mi cuenta medidas para intentar también de conseguirlo. Excmo Sr. Duque de Alba. Agente de España en Londres“. Sin comentarios.

Julio Fernández