Menú Portada
¿Por qué cuesta tanto?

Elegir el vestido perfecto: Naty Abascal por tiplicado

Septiembre 25, 2014

Me da mucha pena pero… no me he podido aburrir más esta semana leyendo el ¡Hola! ¡Qué hartura de bodas, de reyes, de nobles, de más bodas, de más… bodas todavía! ¿Es primavera? ¿Me he dado un golpe este verano? ¿Me he despertado en la primavera de 2015?


De todo lo visto, me quedo con Taylor Swift. Tan dulce ella. Se debía aburrir en casa y ha bajado a la calle a pasear con Olivia Benson. No, no, no. No se trata de la detective de la serie de televisión “Ley y Orden”. Liv (para los amigos), es una linda gatita blanca que Taylor saca a pasear por las calles de Nueva York súper sencilla. Con minifalda, medias por encima de la rodilla y zapatos vintage. Ideal de la muerte.

Naty Abascal por triplicado

Pero mi máxima atención, mis cincos sentidos, todos en uno como los mosqueteros, ha sido una vez más para la gran Naty Abascal. Esta semana (y lo sé gracias al ¡Hola!),ha estado en Madrid, en Milán y en Guadalajara. ¿Se puede ser más cosmopolita? Varias cosas: primero, ¿se han fijado en su boca? A mí me recuerda a la del Joker. Sí, hombre, el alter ego de Batman. Tanto por el color rojo como por lo estirada que está. Pero aún hay más. Creo que la pasa lo que a los niños de 5 ó 6 años. Psssss. Tiene dos amigos invisibles que le acompañan a todas partes. Está uno a cada lado de la cara y le tiran de los ojos hacia la nuca. Fíjense.

También ha copado mi interés, cómo mi musa de estilo, la mujer más elegante del mundo. Aparece en el photocall de Gucci, en la pasarela de Milán, con chaqueta, camisa de rayas, pantalón de pintor (lo digo por las manchas de pintura), y zapatillas de deporte sin calcetines. ¿A quién se le ocurre? Espero que durmiera sola esa noche. ¡Qué pestazo!

Eso no es todo, amigos. Además tiene tiempo para trabajar y lo hace para la misma revista. Esta semana ha realizado un reportaje espectacular con Olivia de Borbón que, como no, se casa en breve. Aparece la futura novia natural, salvaje y sofisticada en el Safari Madrid. Eso sí, no se ha visto el Safari tan bonito en su vida.

Cariño hoy no hemos acertado…

Cómo han pasado los años. Las vueltas que da la vida”… seguro que recuerdan esta canción de Rocío Dúrcal. Pues a mí es lo primero que se me ha venido a la cabeza tras ver a Miguel Bosé en la fiesta del 80 cumpleaños de Sofía Loren en México. ¿Pensaría que iba a rodar una peli? ¿Estaría interpretando un papel? No sé. No se lo pierdan.

¡Jo! ¡Qué chuli los cumples de las famosas! ¡Qué suerte tener tantas amigas! Todas tan guapas, tan altas, tan elegantes, tan sonriente, tan monas y con ese pelazo.

Blanca Suárez no estaba invitada a ningún cumpleaños pero podría. Compuesta y sin novio que está la chica. Yo, como decía Woody Allen, me gustaría reencárname en las yemas de los dedos de Blanca Suárez (a Woody le gustaban más las de Warren Beatty). Se imaginan pasear o no del brazo de Miguel Ángel Silvestre o que te cante al oído “EmocionalDani Martín. Y que conste que no es envidia pero a la hora de elegir vestido para asistir al “Intimissimi On Ice Opera Pop” se ha equivocado del todo. Igual que Raquel “Pitufa” Mosquera y su novio pitufo. Están tan compenetrados que se han presentado igual de horteras, vestidos de azul pitufo a un evento. ¿Se puede elegir peor el color? Sí, definitivamente. Ni se imaginan el soponcio que me he llevado al ver a Mario Casas vestido de vigilante de la playa.

La vida sigue igual

¡Qué nos gustan los reencuentros! Madre mía ¡cuánto tiempo sin ver a Ernesto de Hannover! ¡Qué gusto ver que no ha cambiado en absoluto! Además le hemos visto igual en dos eventos, en la celebración de las bodas de oro de Constantino II de Grecia y su mujer y en Múnich en el Oktoberfest.

¿Y Massiel? ¿La han visto de qué guisa se ha presentado en el Festival de San Sebastián? Llevaba un vestido combinando estampados. ¿Qué le hubiera costado ir un poco más mona? Y ¿a Inés Domecq? ¿Qué le hubiera costado no quitarle protagonista a la novia? Pero de qué hablaríamos entonces, ¿del Gobierno? Que aburrido.

Mamen Rodríguez