Menú Portada

El Villarreal, más que un club

Septiembre 29, 2015

Dice Marcelino que ver al Villarreal en el primer puesto de la Liga es una anécdota. Maravillosa, pensarán en una ciudad de cincuenta mil habitantes que se codea con las metrópolis de Madrid y Barcelona y contra megapresupuestos y estrellas galácticas. Dieciséis años en Primera de los amarillos le han dado para jugar unas semifinales de Champions, otra de Copa y por fin un liderato, el primero de su historia. Con el Sevilla y el Valencia en la Liga de Campeones y el desgaste que eso supone se abre una posibilidad para un modesto con estructura de grande.

villareal

El Villarreal, un equipo de familia, es la sensación de la Liga. No sorprende tanto verle tan arriba porque hace tiempo que viene haciendo bien las cosas, pero no sería justo no reconocerle el esfuerzo y el mérito al club valenciano. Hay un par de personas que hace tiempo que trabajan para que el éxito les acompañe: uno, el presidente, Fernando Roig, empresario de éxito y promotor de algunas iniciativas novedosas que protegen a los aficionados con menos poder adquisitivo.

Un club de fútbol, en toda la extensión de la palabra

El otro es José Manuel Llaneza, la mano derecha de Roig, y responsable de la incorporación de unos cuantos jugadores, especialmente sudamericanos, que luego terminaron fichando por grandes equipos. El Villarreal es un club de fútbol, en toda la extensión de la palabra, con las ideas claras sobre quién debe mandar. Por ejemplo, no dudó en ponerse del lado del entrenador, Pellegrini, cuando la estrella, Riquelme, reclamaba su cuota de protagonismo.

El Villarreal sufrió en silencio el descenso deportivo sin menearse ni un momento de su presupuesto cuando otros malgastaban el dinero para mantener la categoría y pedir luego que le salvaran de la ruina. El Villarreal presume de tener una de las mejores canteras de España, incluso con mayor aportación a la selección que los grandes, como en el equipo que ganó este verano el europeo sub 19. Dos o tres pinceladas de un club bien hecho que en una de estas le volverá a dar un disgusto a los que por historia son más grandes que ellos.