Menú Portada

¡El vigilante de playas!

Julio 30, 2014

Esta mañana uno tecleaba el ordenador con otra alegría sabiendo que al final de esta crónica, me esperaba un reto emocionante, un duro trabajo durante el mes de agosto, ponerme el bañador, untarme de crema y recorrer las playa de España para comprobar que las banderas azules que nos dan fama mundial y que llenan de turistas nuestras costas, sacándonos las castañas del fuego, siguen siendo una bendición.

Pero antes de bajar el telón a la temporada no quería faltar a mis confidencias diarias con el tiempo. Jueves, 31 de julio, San Ignacio, y el primer mes del verano se termina como empezó dando tumbos. No ha sido ni mucho menos un mes asfixiante de calor, incluso la primera quincena se puede considerar como “fresca” y en la segunda parte de julio, salvo el interior peninsular, Guadalquivir y días contados del viento del sur en el cantábrico, no se han superado la barrera de los 40 grados durante jornadas sucesivas. Y prueba de ello es que durante esta jornada de San Ignacio solo en dos zonas está activada la alerta amarilla  por altas temperaturas, las localidades próximas al rio Tajo, y el sur de las Vegas de la Comunidad de Madrid donde se alcanzarán valores soportables entre 36 a 38 grados.

Y ya les anuncio que hasta el domingo 3 de agosto, bajarán aún más los termómetros porque nos va a cruzar durante todo el fin de semana una masa de aire frio atlántica, que va a alcanzar el tercio norte e incluso el centro e irá acompañada de precipitaciones. Salvo en el mediterráneo el resto de la península y lo archipiélagos quedarán por debajo de los 30 grados.

Alguno pensará, ¿pues ya te podía haberte ahorrado la última crónica, borrascas?. ¡Tranquilos, queda mucho verano!. Durante la primera semana completa de agosto, volverá a estar marcada por un ambiente totalmente veraniego y a los que les gusta el calor, volverán a tenerlo a raudales por el sureste, por donde se colará una masa de aire cálida procedente del norte de África y que volveremos a pasar esas noches toledanas donde no pegaremos ojo con mínimas entre 23 y 25 grados. Una tendencia que se mantendrán hasta la Virgen de la Paloma el 15 de agosto. La segunda quincena de mes se convierte este año en una quimera, por un lado ya se notarán que los días son más cortos, el sol calienta menos, las noches en Castilla y León se llenan de colchas, y se agradecen las primeras chaquetas a orillas del mar, pero también es cierto, que a pesar de dominio del famoso anticiclón de las Azores, este verano aún no ha calentado a modo y los sucesivos frentes está burlando a las altas presiones dejando lluvias e inestabilidad sobre todo en el cantábrico más oriental y en el noreste, donde las tormentas no han dado descanso y pueden seguir sorprendiendo.  

Ya no les molesto más solo un par de cositas, que si salen al monte usen el sentido común, prohibidas las barbacoas, tirar colillas o botellas de cristal y lo más importante, que si viajan aunque sea al pueblo vecino, para pasar las numerosas Fiestas de Agosto, tengan mucho cuidado con el coche, porque espero que a la vuelta en septiembre pueda seguir disfrutando de su compañía.

¡Feliz Verano para todos!