Menú Portada
El nuevo tipo de referencia ha cotizado en los últimos años un 0,8% más de media

El último regalo de Fernández Ordóñez a la banca: encarece las hipotecas cambiando el Euribor por un índice de permuta financiera a 5 años

Octubre 19, 2011

Las entidades podrán aplicar estos cambios cuando el Banco de España envíe su próxima circular sobre transparencia de las operaciones y protección al cliente

El cambio, que tiene como teórico objetivo reducir la dependencia de nuestro sistema financiero respecto a los tipos de interés interbancarios a un año, coincide con la investigación lanzada por la Comisión Europea sobre una supuesta manipulación del Euribor


Este miércoles, la Comisión Europea anunció que ha empezado a realizar inspecciones en varias firmas ante las sospechas de un cartel ligado a los derivados sobre el Euribor, el tipo por el que se prestan el dinero los bancos y que a un año es la principal referencia para fijar las cuotas de las hipotecas en España, pero también referencia para préstamos personales a particulares, empresas y organismos públicos.

El anuncio de la Comisión no proporciona detalles sobre cuáles son las entidades investigadas, ni las medidas, pero coincide cuando después de meses al alza, el Euribor ha descendido en las últimas semanas e incluso se habla de una nueva tendencia de tipos por un futuro descenso del precio del dinero por el Banco Central Europeo.

Y es que, en el mes de julio, el principal referente del mercado hipotecario, alcanzó su cota más alta en casi cuatro años, un 2,147%, casi siete décimas por encima del 1,50% del mes de diciembre, pero en el último mes bajó al 2,08%.

Malas noticias para los ciudadanos

Si el Euribor continuara bajando sería una buena noticia para los hipotecados ¿Pero para todos? Desde luego para los que lleven años con sus hipotecas especialmente contratadas cuando los plazos eran muy largos si lo será. Estas hipotecas muy sensibles a las subidas de tipos tendrían un respiro en las cuotas mensuales, pero el problema no está en las antiguas, sino en las nuevas, más con los cambios sobre tipos de interés de referencia que va a publicar el Banco de España que rige Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

Si un ciudadano va a pedir hoy una hipoteca se encuentra generalmente desagradables sorpresas, en el “mejor de los casos” grandes diferenciales, del 1,5%, del 2% o incluso más, pero lo peor está por llegar.

En pocas semanas el Euribor, al igual que sucede con el Mibor que desapareció en 1999, será sólo referente de hipotecas antiguas mientras que para las nuevas en aras de “reducir la dependencia de nuestro sistema financiero respecto a los tipos de interés interbancarios a un año” se utilizará una permuta financiera a 5 años o Interest Rate Swap, un referente que muchos expertos ven más manipulable.

Cambio inminente

Todo ello se pondrá en marcha cuando el Banco de España envíe su próxima circular sobre transparencia de las operaciones y protección al cliente, con lo cual los Bancos podrán en pocas semanas empezar a utilizarla.

¿Qué implicaciones tiene para el cliente? Si vemos los tipos actuales de estos contratos y los comparamos con el Euribor, actualmente el nuevo referencial está cotizando al 1,97% frente al 2,10% del Euribor, pero si analizamos una serie larga, el diferencial a favor del Swap ha superado de media en un 0,8% al Euribor.

Hipotecas inalcanzables

El resultado es que si añadimos un diferencial del 1,5% a un tipo un 0,8% más caro, estamos elevando las hipotecas casi un 2% respecto a los que pagaba hace tres o cuatro años, lo vemos mejor en un ejemplo.

Una hipoteca a Euribor + 0,40% de 180.000 euros a 25 años supondría una cuota mensual de 805 euros al mes, mientras que con una permuta al 2,8% más un diferencial del 1,5%, el mismo préstamo supone 980 euros mensuales, un 21,7% más.

Si el Banco de España cambia el interés de referencia por uno más caro, y los Bancos siguen con diferenciales estratosféricos, no se podrá levantar la venta de viviendas que mes tras mes sigue cayendo y por tanto, por mucha liquidez que se inyecte, la concesión de los créditos no hará más que caer. Otro regalo del Gobernador del Banco de España.