Menú Portada
El juez ve indicios en el alcalde de tratar de incumplir la sentencia del propio tribunal

El TSJM declara nula la cesión del uso de la Ciudad del Fútbol a la Federación

Junio 22, 2009

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha vuelto a dictar otro auto en contra del Ayuntamiento de Las Rozas por la cesión de la Ciudad del Fútbol a la Federación Española de Fútbol (RFEF) incumpliendo la sentencia que en su día obligaba al Consistorio a recuperar la propiedad y el uso de la finca. El Ayuntamiento, como han podido leer en Extraconfidencial en los dos últimos años, otorgó hace justo un año un convenio a la RFEF para que pese a perder la propiedad, siguieran con el uso como si fuese el dueño de la misma.

pq__boni3.jpg

Casi un año ha tenido que pasar para que el TSJM vuelva a dar la razón a la oposición del Ayuntamiento, el Grupo Socialista, que desde un principio denunció que la connivencia entre el alcalde, Bonifacio de Santiago, y el presidente de la RFEF, Angel Villar, estaba dirigida a incumplir la sentencia de expropiación forzosa. El 24 de junio de 2008 –mañana hace un año- el Ayuntamiento hizo una concesión demanial a la RFEF, con la que pretendía mantener inalterable la situación creada con la cesión gratuita de 120.000 m². Ahora el juez lo certifica en su sentencia y declara nulo el convenio al entender que “ninguno de los requisitos legales se han llevado a efecto el Ayuntamiento de Las Rozas para conceder a la RFEF el uso demanial de la finca, prorrogable hasta cuatro años. Dicha resolución, además de incurrir en nulidad, lo es también porque son nulos de pleno derecho los actos y disposiciones contrarios a los pronunciamientos de las sentencias, que se dicten con la finalidad de eludir su cumplimiento”. Más claro, el agua.
El juez, como ya hizo en otros autos precedentes, responsabiliza personalmente al Alcalde de Las Rozas del incumplimiento sistemático de la ejecución de la sentencia y le exige que inicie los trámites en un plazo máximo de 60 día para la concesión de la autorización demanial con arreglo a lo dispuesto en las normas de contratación administrativas y no de la forma chapuza y contra la ley en que lo hizo. Y le apercibe de una multa personal de 300 euros por mes de demora, dando traslado al Ministerio Fiscal de estos hechos por un presunto delito de desobediencia a la autoridad judicial.
La sentencia pendiente de ejecutar fue dictada por el TSJM el 6 de octubre de 2004 y anulaba la cesión gratuita en 1994 de 120.000 metros cuadrados de suelo calificado como demanial, es decir de uso público, a la RFEF. Dos años después, el 26 de octubre de 2006, el Tribunal Supremo ratificaba la firmeza de dicho fallo. Desde entonces el Grupo Municipal Socialista ha estado dirigiéndose a este Tribunal para exigir el cumplimiento íntegro de esta sentencia, con el objetivo de que la RFEF no sea desalojada de la Ciudad del Fútbol sino que la titularidad de los terrenos, y por ende todo lo construido sobre ella, pasase a ser municipal tal y como establece el fallo. En este sentido el TSJ se ha pronunciado hasta en tres ocasiones exigiendo en todas ellas al equipo de Gobierno local el cumplimiento íntegro de la sentencia, y responsabilizando al Alcalde de Las Rozas del incumplimiento de la misma.
Por el contario, la actitud del Equipo de Gobierno ha sido hasta la fecha de clara connivencia con la RFEF, adoptando aquellas medidas que les permitiera como objetivo final, mantener la situación creada con la cesión gratuita declarada nula por el TSJM y de ir ganando tiempo hasta dar con la solución.

Solo aparentar

Pero entre el Ayuntamiento y la RFEF se fueron realizando actos meramente formales y ficticios y utilizando a modo de justificación una serie de argumentos como la falta de capacidad y presupuesto para mantener la Ciudad del Fútbol o la supuesta reclamación de responsabilidad patrimonial, hasta llegar a esta figura, la autorización demanial provisional, que se ha demostrado ilegal y que fue otorgada por la Junta de Gobierno local el 24 de junio de 2008 y prorrogada por la misma Junta el pasado 23 de diciembre de 2008. Gracias a estas maniobras el Gobierno local de Las Rozas ha consentido que la RFEF no haya dejado de poseer, disfrutar y disponer de los terrenos y sus instalaciones ni un solo instante.
El pasado 10 de junio, el Ayuntamiento envió el nuevo PGOU de Las Rozas para su aprobación definitiva en la Comunidad de Madrid, sin que se haya incluido en él la situación legal de los terrenos cedidos ilegalmente a la RFEF y donde se siguen consignando como “equipamiento deportivo privado”.
La RFEF solicitó en el mes de abril una compensación de 60 millones de euros por la pérdida del suelo y de todas las instalaciones, a lo que se opuso el Ayuntamiento y que con toda certeza será causa de un nuevo juicio ahora de la Federación contra el municipio. Mientras, sigue sin pasar nada. Veremos si en las cuentas que la RFEF entregue a sus afiliados el próximo mes ya ha desaparecido el apunte patrimonial que en las últimas cuentas se mantenía pese a ser firme la sentencia desde octubre de 2006. De no ser así las cuentas estarán equivocadas y no será por error.