Menú Portada
Entregadas en recompensa por conducta, rendimiento laboral y cualidades del personal

El Tribunal Supremo obliga al Banco de España a informar a los sindicatos sobre las gratificaciones que entrega a sus empleados

Enero 23, 2012

Desestima un recurso presentado por el propio Banco ante una sentencia de la Audiencia Nacional

La demanda fue interpuesta por el Sindicato Autónomo de Trabajadores (Satbe) del Banco de España

El litigio arrancó en noviembre de 1997, cuando la Inspección de Trabajo consideró que existía la obligación de hacer constar en nómina las gratificaciones e integrarlas en la base de cotización de la Seguridad Social


En menos de seis meses, Miguel Ángel Fernández Ordóñez y Javier Aríztegui cesarán en sus cargos de gobernador y subgobernador del Banco de España y las quinielas no paran de circular para uno de los cargos más deseados. El anterior relevo que llevó a Fernández Ordóñez al cargo gobernador del Banco de España en julio de 2006 ha creado un precedente que abre más aún la sucesión, ya que fue nombrado a los pocos meses de entrar como miembro de la comisión ejecutiva del banco a donde accedió directamente desde su anterior cargo de secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos mientras que sus predecesores  Mariano Rubio, Luis Ángel Rojo y Jaime Caruana si habían desarrollado una parte importante de su carrera profesional en el propio Banco antes de llegar al máximo escalafón.

Así existe una duda si el Partido Popular volverá a la tradición o se aprovechará del precedente abierto por Rodríguez Zapatero para poder elegir a cualquier candidato. Lo que está claro es la difícil herencia, por la situación del sistema financiero con muchos operadores nacionalizados y esperando finalizar el calendario de fusiones.

Gratificaciones para algunos
Pero también tendrá que resolver problemas internos como las gratificaciones que se entregaban a empleados del Banco. Así el Tribunal Supremo, en una sentencia que desestimó el recurso presentado por el Banco de España  contra una decisión anterior de la Audiencia Nacional, dictaminó que la entidad bancaria debe informar a los sindicatos sobre la cuantía global de los incentivos y gratificaciones que el Banco de España entrega a sus empleados, así como del número exacto de personas que las reciben.
Así lo estableció el Tribunal Supremo, que consideró, el 2 de noviembre de 2010, que el Sindicato Autónomo de Trabajadores (Satbe) del Banco de España debía recibir información detallada de las cantidades económicas y los incentivos que recibían sus trabajadores.
Sin embargo, en su recurso, el Banco de España alegaba que la información que debía facilitarse a los representantes sindicales es “la que la ley señala y no otra”, y que el Estatuto de los Trabajadores no especifica nada acerca de las gratificaciones, sino que opta por un sistema cerrado, en el que el derecho a la información de los representantes sindicales no tiene un alcance más extenso.
El litigio arrancó en noviembre de 1997, cuando la Inspección de Trabajo, en respuesta a la demanda de Satbe, consideró que el Banco de España, que cuenta con unos 2.700 empleados, tiene la obligación de hacer constar en nómina las gratificaciones e integrarlas en la base de cotización de la Seguridad Social.
En septiembre de 2004, el presidente del Comité Nacional de Empresa dirigió al gobernador del Banco de España un escrito en el que pedía que se hicieran públicas, en la memoria anual de la entidad, las remuneraciones que por todos los conceptos recibieron los altos cargos del banco y cada empleado como premios durante ese año y el anterior. Además, el comité de empresa solicitaba que se dieran a conocer las previsiones y los criterios de concesión de los premios para 2004 y 2005.
Al no obtener respuesta, Satbe denunció ante la Inspección de Trabajo que las cantidades percibidas como premios -en recompensa a conducta, rendimiento laboral y cualidades del personal- no aparecían en las nóminas, ni se incluyeron en la masa salarial que se somete a la negociación del convenio colectivo, ni en la base de cotización a la Seguridad Social, según un escrito del Centro de Documentación Judicial al que ha tenido acceso extraconfidencial.com.
Inspección de Trabajo respondió al sindicato que había comprobado la no inclusión de las cantidades percibidas como premio en las bases de cotización de los años 2003 a 2006.

Igualdad entre hombres y mujeres
En 2009, el Banco de España, tras reunirse con el sindicato, le facilitó la documentación relativa a los premios otorgados entre 2000 y 2007, aunque Satbe la consideró como claramente insuficiente, y señaló que en los últimos años las partidas de premios habían crecido por debajo del límite de incremento salarial establecido por los Presupuestos Generales del Estado.
Asimismo, la sentencia estimó que el BE debía especificar el sexo de los beneficiados para cumplir con el principio de igualdad de trato y oportunidades entre hombres y mujeres.