Menú Portada
La reclamación por alcance se debe a un Informe que abarcaba los ejercicios del 2002 al 2006

El Tribunal de Cuentas cita a juicio a los responsables de “presuntas irregularidades contables” en el Ayuntamiento de Marbella siete años después de las fiscalización de sus cuentas

Junio 10, 2013
pq_934_Julian_Munoz_Jesus_Gil.jpg

Queda por descontado que el nombre de Marbella evoca un gran campo semántico en el que la palabra corrupción se lleva la palma. Hace no más de tres meses, este periódico se hacía eco de un nuevo capítulo de su manida administración. El suceso, la comercialización y privatización de sus espacios naturales a través de la licitación del contrato para la “concesión consistente en la instalación y explotación de 38 lotes de zonas de masajes de playas del término municipal de Marbella”. Una pincelada más en ese collage viciado donde todavía perduran los efectos de clásicos como el ‘Caso Camisetas’ o el ‘Malaya’.     

Con tal herencia en la gestión no es de extrañar que una auditoría realizada por el Tribunal de Cuentas al Ayuntamiento de Marbella que comprendía el período que va desde el 1 de enero de 2002 hasta el 21 de marzo de 2006, coincidiendo con los últimos meses de Jesús Gil en el consistorio marbellí y toda la época de Julián Muñoz y Marisol Yagüe como regidores del municipio de la Costa del Sol, arrojase una serie de anomalías económicas que han llevado a la justicia a tomar cartas en el asunto. Hace escasamente mes y medio, con fecha 29 de abril, el Tribunal de Cuentas publicaba en el Boletín Oficial de Estado una sección de enjuiciamiento por la cual reclamaba la presencia de los responsables de este desaguisado financiero en el ayuntamiento marbellí.

Un retraso más que llamativo

Más de siete años después de haberse realizado el informe. La diligencia y celeridad de la administración estatal compite en precariedad con la gestión económica del cabildo malacitano. Según el texto recogido en el BOE, esta reclamación es fruto de un “procedimiento de reintegro por alcance” relativo a las Entidades Locales del Ayuntamiento de Marbella: “Gerencia de Compras y Contratación Mrbella, S.L. GCCM”. Este proceso es establecido debido a “las presuntas irregularidades contables puestas de manifiesto en el Informe de Fiscalización del Tribunal de Cuentas, ejercicio 1-1-02al 21-04-06”.

En consecuencia esta reclamación se hace pública “con la finalidad de que los legalmente habilitados para el mantenimiento u oposición a la pretensión de responsabilidad contable puedan comparecer en los autos, personándose en forma, dentro del plazo de los nueve días siguientes a la publicación de este edicto”. Un plazo de nueve días a un trámite que se ha demorado por más de siete años. En mayo de 2010, el representante de los jueces malagueños, José María Páez, afirmaba que los llamados juicios rápidos, que deben celebrarse en un plazo inferior a 15 días por ley, acumulaban unos retrasos de “entre tres y seis meses”. La situación, no ha cambiado.  

JP