Menú Portada
Representa el 8,4% del total de su presupuesto para el ejercicio de 2013

El Tribunal Constitucional destina más de 2 millones de euros para sus llamadas telefónicas y servicios de internet

Marzo 31, 2013

Esta cantidad blindará las “comunicaciones de voz y datos y servicios de soporte asociados para su explotación”

pq__Constitutional.jpg

En plena debacle europea con todas las miradas puestas sobre una Nicosia que recuerda a la opresión sobre las carteras rioplatenses de principios de siglo, España y sus organismos públicos siguen acumulando anécdotas que bien podrían llenar la hemeroteca del desatino. Ahora, en plena Semana Santa una de las instituciones a cargo del Estado vuelve a traicionar a las gentes del país con astronómicas partidas para molientes servicios, un beso de Judas.

El pasado 27 de marzo, víspera de jueves Santo, el Boletín Oficial del Estado publicaba la “resolución de la Secretaría General del Tribunal Constitucional por la que se convoca procedimiento abierto para la contratación del servicio de comunicaciones de voz y datos para el Tribunal Constitucional”. Un agregado que conjuga las necesidades comunicativas y de información del TC: “comunicaciones de voz y datos y servicios de soporte asociados para su explotación” del tipo de llamadas a fijo, llamadas a móvil, llamadas VoIP, tarifas de datos de internet, etc. Para ello la secretaría general del órgano que ostenta el poder máximo en cuanto a la interpretación de la Constitución, reserva más de dos millones de euros (2.025.000 euros) como valor estimado del contrato.

Si el montante destinado al régimen comunicativo del TC ya parece elevado de por sí, máxime si se establece una comparativa con los presupuestos aprobados por el Tribunal para el ejercicio de 2013. Por ejemplo, el TC dispone de un total de 5,7 millones para sufragar todos sus gastos corrientes en bienes y servicios (arrendamientos y cánones; reparaciones, mantenimiento y conservación; material, suministros y otros; indemnizaciones por razón del servicio; y gastos de publicaciones). Para el ámbito comunicativo -un recurso de mucho menos vigor- , el TC destina sin embargo casi la mitad que todo su presupuesto para gastos corrientes.

Dentro de los Presupuestos Generales para el Estado, el Tribunal Constitucional refleja un gasto total para 2013 de 24,3 millones de euros. La cantidad que destinará para cubrir sus llamadas telefónicas representa el 8,4% del presupuesto de todo un ejercicio.