Menú Portada
El venezolano advierte que la filial del Santander vale mucho menos que hace un año

El triángulo “amoroso” Chávez, Botín y Luis Pineda

Marzo 22, 2009

El petróleo vale menos de un tercio que hace apenas un año, la producción ha caído en un 40% y los petrodólares que alimentaban los delirios del mandatario venezolano no llegan. Después del referéndum que le permite ser líder de los venezolanos a perpetuidad, el objetivo es nacionalizar de nuevo lo que le parezca y lo que le plazca, así vuelve a la carga con el Banco de Venezuela, del grupo Santander, el cual el señor de Venezuela pagará lo que le plazca.

pq_734_emilio-botin.jpg


Así reiteró su intención de nacionalizar el Banco de Venezuela, filial del Grupo Santander en el país iberoamericano, aunque alertó a los dirigentes del grupo español que “ese banco no vale lo que valía hace un año”. Las acciones del Santander cayeron antes de estas declaraciones, y por tanto el valor de la inversión de los que acudieron a la ampliación de capital, la misma que alabó el defensor de los consumidores de productos bancarios, Luis Pineda, adalid del banco de Emilio Botín, que año si, año también recibe el galardón de mejor entidad financiera por parte de Ausbanc.

Todos pensarán en que se volcará en su principal “benefactor” el problema es cuando Pineda tiene montado un chiringuito en el país Caribeño y le lleva a hacer declaraciones como las que hizo a primeros de agosto en las que destacó  que la actuación del Jefe de Estado venezolano es “absolutamente aplaudible” porque entiende que es una forma de conservar un símbolo del país. Por ende, para el presidente de Ausbanc, el Estado venezolano es el idóneo para comprar el Banco de Venezuela. Increíble pero cierto, cuando intenta contentar a dos partes enfrentadas se puede llegar a la esquizofrenia, pero experiencia tiene Luis Pineda Salido cuando defiende a los consumidores de los bancos y cobra de estos miles de euros en publicidad.