Menú Portada
Los sistemas operativos de los smartphone se convierten en un punto clave para segmentar al cliente

El tipo de teléfono móvil indica cuál es su nivel de gasto

Marzo 17, 2015

El “Big Data” o el análisis de las miles de variables que proporcionan todos los consumidores en su vida diaria se ha vuelto fundamental para las estrategias de marketing y de comercialización de productos. Los clientes de los Bancos proporcionan información muy útil y las aplicaciones móviles de las propias entidades son una fuente preferencial

pq_929_app-banco-1.jpg

Buena parte de las estrategias de marketing presente ya se basan en el análisis de la información que clientes y proveedores dejan en sus operaciones diarias. Esta tendencia crecerá de forma imparable los próximos años a medida que cada vez se hagan más operaciones a través de Internet. La clave está en la anticipación y en el correcto análisis de la información. El desarrollo del análisis de estos datos masivos o “Big Data” es clave, ya que se calcula que hasta ahora el 80% de la información de los clientes es desperdiciada debido a que no se cuenta con procesos maduros para la gestión de la misma. Adoptar estos procesos es vital. Según el prestigioso MIT (Massachusetts Institute of Technology) este enfoque de uso de información permite ser un 5% más productivo y un 6% más rentable.

Por todo ello, es necesario definir la estrategia para la gestión de los datos y habilitar herramientas y procesos que permitan acceder a ellos, organizarlos, analizarlos y ponerlos a la disposición de los equipos de marketing que requieren consultarlos para tomar las decisiones estratégicas del negocio. Al analizar esta información se puede segmentar a los clientes por patrones de consumo, entender cuál es el canal que prefieren interactuar con la organización, identificar aquellos que son más propensos a adquirir un producto, los que son más proclives a participar en alguna promoción y en definitiva obtener un mejor perfil del cliente.

Información a partir del sistema operativo

Los equipos de marketing de banca pueden beneficiarse ampliamente del desarrollo del estudio de “Big Data”. Buena parte de las transacciones y del contacto del cliente con su Banco se realiza de forma online o trazable: transferencias, recibos, pagos con tarjeta, etc. Una de las fuentes principales es la banca por móvil. Las entidades financieras han sido en muchos casos pioneras en el desarrollo de aplicaciones para operar a través de Internet desde cualquier lugar existiendo ahora un enorme desarrollo de soluciones de banca móvil con una gran riqueza de información y posibilidades de segmentar el mercado. 

Con millones de móviles en los bolsillos de los clientes, de diferentes marcas y prestaciones y ya con muchos años de experiencia se ha conseguido detectar correlaciones interesantes entre niveles de ingresos y el sistema operativo del móvil.  Los dueños de los dispositivos basados en los sistemas iOS (iPhone e iPad) son los que tienen unos ingresos más altos. Un 59% tienen ganancias por encima de los 1.000 euros mensuales con un 18% superando los 100.000 euros. En un punto intermedio se encuentran los usuarios de Android con un 39% con ingresos que superan los 1.000 euros al mes pero tan sólo un 13% con más de 100.000 euros. En el vagón de atrás están los que tienen algún Windows Phone, sólo un 31% superan la barrera de los 1.000 euros con un 4% superando la barrera de los 100.000 euros.

Todo ello lleva a una posibilidad de segmentación muy importante. La entidad financiera puede separar entre distintas soluciones móviles para dar prioridad entre las plataformas o incluso ofrecer productos y servicios diferentes. Todo ello se muestra también en el desarrollo de aplicaciones, los que se centran en iOS tienen mayor posibilidad de conseguir beneficios y con ello cada vez veremos como se dará más prioridad en el lanzamiento de apps de Apple por encima de la competencia. Según sea el móvil, más rentable será el cliente.